6 errores típicos cuando haces la declaración de la renta

Por muchos años que la llevemos haciendo, y por mucho asesoramiento que tengamos, siguen existiendo ocasiones en las que cometemos errores a la hora de hacer la declaración de la renta. Bien por desconocimiento o por despiste, cometer estos errores pueden suponer un pagar más de la cuenta, y en el peor de los casos, una posible sanción de la Administración.

Declaración de la renta y errores más comunes
Feepik

Los contribuyentes tendrán de plazo desde el 1 de abril hasta el 30 de junio pese a que algunos trámites administrativos se han visto afectados por la crisis del coronavirus.

Es habitual que muchos de los contribuyentes tengan desconocimiento sobre temas fiscales y tributarios, ya que estamos hablando de temas muy complejos que, si no han sido estudiados con anterioridad, pueden tener muchas operaciones, números y leyes interpretables y difíciles de comprender.

A la hora de hacer la declaración de la renta, es habitual malinterpretar algún apartado o tener algún pequeño error. El problema viene de que, desgraciadamente, la responsabilidad de cualquier error siempre cae sobre el contribuyente, independientemente de que una asesoría o la propia Agencia Tributaria te haya ayudado a rellenar la declaración.

Por ello, vamos a ver los 6 fallos más habituales que cometen los contribuyentes a la hora de realizar la declaración de la renta, para que evites caer en ellos y te ahorres problemas con Hacienda.

Deducciones por maternidad

Este es uno de los apartados donde más fallos se detectan, ya que hay muchas variables que lo condicionan. Por ello, es recomendable revisar obligatoriamente dos cosas: la tabla que indica las cantidades correspondientes al mínimo personal y familiar en el IRPF, así como los importes que se hayan cobrado por anticipado. Por ejemplo, en las deducciones por madres trabajadoras con hijos menores se debe indicar si se han cobrado por adelantado y en qué meses se ha tenido derecho a ellas, factores que pueden llevar a la confusión si se desconocen.

Casos donde haya fallecimiento de un familiar

En casos donde el fallecido tenía hijos, y la obligación de hacerse cargo de la declaración del mismo recae sobre ellos, es habitual que desconozcan esta obligación, ya que no todos están al tanto de las complicadas circunstancias.

 

No tener en cuenta las subvenciones y ayudas

Generalmente, las ayudas y subvenciones del Estado tributan como ganancias patrimoniales en la declaración de la renta, por lo que hay que incluirlas obligatoriamente. De no hacerlo, puedes enfrentarte a una sanción económica, por lo que es muy recomendable revisar este apartado en caso de haber recibido alguna ayuda de este tipo.

No prestar atención a las normativas específicas de la comunidad autónoma

En cuanto a las deducciones, debemos saber que no son iguales en todas las comunidades. Por ello, es indispensable revisar la normativa y las cantidades que se aplican en la nuestra, para evitar este tipo de problemas.

 

Creer que el paro no tributa en el IRPF

Las prestaciones por desempleo (excepto cuando se pide el pago único del paro), sí que tributan en el IRPF, haciéndolo como rendimientos del trabajo. Muchas personas desconocen este dato, un error habitual que puede conllevar a una sanción por parte de Hacienda.

Confirmar el borrador antes de revisar toda la declaración

Pese a que es un error evitable por cualquiera, es habitual ver fallos en declaraciones de contribuyentes que envían y confirman el borrador antes de revisarlo todo. El borrador está precisamente para eso, para introducir todos los datos y revisarlos posteriormente, por lo que es indispensable hacerlo antes de confirmarlo y enviar definitivamente tu declaración de la renta.

 

Todo contribuyente puede desconocer o no entender alguna parte de la declaración de la renta. Ahora bien, sabiendo lo estricta que es Hacienda y las posibles sanciones que podrías tener por un pequeño error, es conveniente revisar en profundidad tu declaración y confirmar que todo esté bien, para evitar problemas con el fisco.

También te puede interesar:

Continúa leyendo