Ahorro y responsabilidad: ¿Cómo los padres pueden educar en economía a sus hijos?

Existen productos bancarios dirigidos a los más pequeños.

hucha
iStock

Vivimos en un mundo absolutamente globalizado, donde Internet directamente ha conseguido eliminar las distancias, o reducirlas como jamás se había conseguido a lo largo de la historia. Esta globalización es, si cabe, todavía mayor en el ámbito económico y financiero, por eso es importantísimo tener unas nociones básicas de cómo funciona el sistema, para que podamos administrar nuestro dinero y sacarle el máximo partido posible con las oportunidades que nos ofrecen las múltiples entidades bancarias a nuestra disposición.

Educación en economía y finanzas

Nunca es demasiado pronto para empezar a asimilar los conceptos básicos relacionados con el mundo de la economía y las finanzas, por eso no está de más que los más pequeños de la casa empiecen a familiarizarse cuanto antes con palabras como ahorro, responsabilidad o cuenta bancaria. Es necesario inculcar buenos hábitos financieros en los niños, y existen muchas herramientas para enseñarles lo más básico sobre conceptos como el dinero, la inversión, o el poder de la capitalización. Aquí te damos algunos consejos y recomendaciones sobre cómo los padres pueden educar en economía y darles los mejores consejos financieros a sus hijos:

Abrir una cuenta de ahorros

Una cuenta de ahorros dirigida a los más pequeños de la casa puede ayudar a enseñar cómo se deposita, retira el dinero y cómo se generan y obtienen los intereses. Por ejemplo, los niños pueden depositar en sus cuentas el dinero en efectivo que reciben en la paga del fin de semana. Muchas entidades bancarias ofrecen exclusivamente este servicio orientado a los niños, con la total supervisión de sus padres en todo momento, por supuesto. Desde el primer paso, que se trata de rellenar el formulario de apertura de la cuenta, hasta cualquier tipo de gestión con la misma está tutelado por los adultos.

Configuración de la preferencias de cuenta

Para abrir una cuenta o un depósito en una entidad bancaria, hay que tener en cuenta la frecuencia aproximada con la que vamos a realizar ingresos y la cantidad que vamos a guardar. Algunas entidades bancarias ofrecen la posibilidad de invertir cantidades pequeñas de dinero en acciones de diversas empresas, y seguir la cotización en tiempo real a través de una aplicación en el móvil. Así, los niños podrán ver las diferentes empresas en las que se invierte su dinero y cómo pequeñas cantidades pueden crecer hasta convertirse en un importante colchón de ahorros con el tiempo. También existen planes especiales lanzados por fondos y compañías de seguros para niños.

Tarjeta de débito

En el mundo actual, donde incluso los adultos llevan una cantidad mínima de efectivo, nuestros hijos deben comprender cómo funcionan las tarjetas. La tarjeta de débito para niños es muy útil para que los más jóvenes realicen transacciones dentro de los límites establecidos por los padres. El padre recibe una alerta de todas las transacciones realizadas por su hijo, aunque los bancos suelen emitir tarjetas de débito solo para niños que tengan cierta edad. Estas tarjetas se pueden personalizar con el nombre del titular de la cuenta.

Continúa leyendo