¿Cómo funciona una cuenta 'online' y cómo la escojo?

Hoy en día, muchas entidades ofrecen cuentas 'online'. Sin embargo, no todas ofrecen las mismas ventajas a sus clientes.

Las cuentas corrientes son un producto bancario que ha ido adaptándose para satisfacer las necesidades de los clientes. Su origen está en los cheques y en la necesidad que tenían muchos operadores económicos de contar con un lugar seguro y de referencia para depositarlos. Las cuentas corrientes se convirtieron pronto en un mecanismo para articular también créditos o préstamos. La aparición y consolidación de las tarjetas de crédito a partir de los años 60, y su vinculación con las cuentas corrientes, constituye un nuevo hito.

Hoy, las cuentas corrientes han evolucionado para que sus titulares puedan acceder online a todas sus ventajas y servicios. Una cuenta online ofrece todos los servicios de la banca tradicional, prescindiendo de los que eran superfluos y no aportaban nada al cliente. Y es que las nuevas generaciones, nativas digitales y 100% conectadas a internet, no necesitan algunos de los servicios tradicionalmente asociados a las cuentas corrientes. Acudir a una oficina ha dejado de ser una actividad frecuente, para convertirse en algo excepcional o que no se hace nunca.

Por el contrario, las cuentas online se gestionan a través de una aplicación diseñada para ser intuitiva, sencilla y ágil. Ofrecen todo lo necesario para operar con nuestro dinero en el día a día: sistemas de pago por móvil, recibos online… De este modo, las cuentas online son el mejor sistema de tener tus ahorros seguros, siempre disponibles, y de gestionar tus ganancias.

Se gestionan únicamente online, de modo que las entidades no incurren en ciertos costes y pueden ofrecer mejores condiciones a sus clientes. Por ejemplo, una cuenta online sin comisiones, con la que gestionar todo lo que necesitas de forma sencilla sin pagar nada al banco.

Cómo escoger una cuenta online

Hoy en día, muchas entidades ofrecen cuentas online. Sin embargo, no todas ofrecen las mismas ventajas a sus clientes. A la hora de escoger cuenta online, te recomendamos que hagas lo mismo que se ha hecho siempre para escoger banco: fijarte en las condiciones que te ofrecen: las comisiones no son las mismas, ni los servicios o la funcionalidad de la cuenta.

- Comisiones: hay cuentas online que son 100 % gratuitas. Esto es una ventaja importante, teniendo en cuenta que la práctica totalidad de las entidades bancarias han empezado a cobrar a sus clientes comisiones por el mero mantenimiento de una cuenta. Ten en cuenta que algunas cuentas online son gratuitas, pero solo si domicilias tu nómina. Otras, en cambio, son gratuitas y recompensan la domiciliación de la nómina.

- Además de esta ventaja, algunas entidades ofrecen packs que aumentan el atractivo de sus cuentas online. Por ejemplo, una tarjeta de débito gratis, app y online banking gratis o servicios de avisos gratuitos. Incluso es posible abrir cuentas online gratuitas con dos titulares, una opción idónea para parejas.

- No todas las apps son iguales. Aunque todas las cuentas online disponen de una interfaz de usuario y una app, las hay mejores y peores. Si te vas a abrir una cuenta online, lo ideal es que puedas acceder a todas sus ventajas y servicios de forma sencilla. Por ejemplo, hay cuentas online que te permiten pagar los recibos haciéndoles una foto, o sacar dinero manejando tan solo el móvil. Son ventajas de uso que te van a facilitar mucho la vida.