Cómo saber si estoy obligado a realizar la declaración de la renta

Mensualmente, una parte de nuestra nómina se traduce en impuestos para la Administración. En función de nuestros ingresos, la cantidad variará. Estos pagos a cuenta se regularizan anualmente a través de la famosa declaración de la renta.

Quién tiene que presentar la declaración de la renta
Feepik

¿Qué es la declaración de la renta? Aunque es un término muy utilizado por todos, es importante saber qué es la declaración de la renta, o Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para conocer quiénes son los obligados a realizar dicha declaración.

En cuanto al nivel recaudatorio de la Agencia Tributaria Española, cabría destacar el IRPF como el impuesto con mayor incidencia, el cual es un impuesto que deberán pagar todas aquellas personas físicas que cuenten con su residencia en territorio español por aquellos beneficios o rentas que hayan sido obtenidas a lo largo del año fiscal. Se entenderán por renta aquellos ingresos netos obtenidos, una vez que se hayan restado los gastos deducibles de los ingresos, sin importar la procedencia de esos ingresos. El IRPF grava estos ingresos mediante el uso de un porcentaje previamente establecido sobre la renta.

¿Cómo se debe hacer la declaración de la renta?

La declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas se realizará de forma anual, conociéndose como declaración de la renta; utilizando para realizarlo el modelo 100 y se presentará entre los meses de abril y junio del año siguiente al ejercicio objeto de la declaración.

¿Quiénes son los obligados a realizar la declaración de la renta?

Con carácter general, todo el mundo, es decir, todas las personas físicas, están obligadas a presentar la declaración de la renta, aunque existen determinados supuestos que pueden librarse de este trámite.

El hecho de cumplir con el IRPF supondrá un ligero esfuerzo a aquellas personas obligadas a presentar la declaración a la hora de reunir los documentos exigidos para ello. Dentro de dicha declaración deberán incluirse las rentas siguientes, que se clasificarán en cinco grupos:

  • Rentas derivadas del trabajo, es decir, aquellas que cada cual obtiene fruto de su trabajo.
  • Aquellas rentas derivadas de los ahorros.
  • Rentas derivadas de la propiedad de bienes inmuebles.
  • Rentas obtenidas de llevar a cabo una actividad empresarial o profesional, que conforman los beneficios obtenidos a la hora de su realización
  • Las obtenidas por ganancias o pérdidas patrimoniales, que son aquellas derivadas de las salidas o entradas de bienes del patrimonio personal.

Tal y como se ha dicho, todas las personas físicas están obligadas a presentar la declaración de la renta, pero existen una serie de excepciones, las cuales serán aquellas que hayan percibido rentas que procedan de:

  • Rendimientos del trabajo individual o personal, cuando sean inferiores o iguales a 22000 euros anuales, cumpliendo una serie de requisitos.
  • Rendimientos del capital mobiliario, así como ganancias patrimoniales, las cuales deberán estar sometidas a retención o ingreso a cuenta, contando con un límite común de 1600 euros anuales.
  • Rentas inmobiliarias imputadas, rendimientos de letras del tesoro y subvenciones para la obtención de viviendas de protección oficial o de precio tasada, así como el resto de las ganancias patrimoniales que provengan de ayudas públicas, contando con un límite común de 1000 euros anuales.

 

Teniendo en cuenta las excepciones expuestas, toda persona física está obligada a presentar la declaración de la renta ante la Agencia Tributaria; deberán pagarlo, como hemos dicho, las personas que tengan su domicilio en territorio español por los beneficios o rentas obtenidas a lo largo del año fiscal.

Con carácter general, todas las personas físicas están obligadas a presentar la declaración de la renta, aunque existen determinados supuestos que pueden librarse de este trámite.

Continúa leyendo