Patrocinado

Cómo saber si un cosmético es sostenible

La demanda de cosmética sostenible crece, pero la falta de información y el mal uso de adjetivos 'ecofriendly' dificultan el consumo responsable. L’Oréal ha desarrollado SPOT (Sustainable Product Optimization Tool), la primera herramienta para evaluar el perfil ambiental y social de sus productos, que estará a disposición del consumidor próximamente con el fin de ayudarle a tomar decisiones informadas y responsables.

El consumo consciente está impulsando al mercado del bienestar y la cosmética sostenible en toda Europa, con los millennials y la Generación Z al frente del movimiento. Sin embargo, la mayoría de los consumidores desconocen cómo valorar un producto de este tipo y cuáles son las marcas que facilitan la compra responsable. En este sentido, el Grupo L’Oréal, como parte de su programa de sostenibilidad Sharing Beauty With All, ha establecido una serie de compromisos con fechas de cumplimiento que impactan a sus 36 marcas

 

Desde el diseño a la distribución

Para 2020, el objetivo del Grupo L’Oréal es dar al consumidor información del perfil ambiental y social de sus productos, incluyendo el origen de los ingredientes que aparecen en el etiquetado. L’Oréal analiza los impactos a lo largo de toda la cadena de valor, desde el diseño del producto hasta la distribución, incluido el proceso de producción y el abastecimiento de materias primas.

A través de la herramienta SPOT, que estará a disposición del consumidor próximamente, se evaluaron todos los productos lanzados o renovados por L’Oréal en 2018. Esto permitió a la compañía simular diversas opciones de diseño para evaluar el impacto ambiental y social, cuantificar la reducción del impacto y medir el progreso en cuatro áreas de mejora: envasado, huella de la fórmula, proporción de ingredientes renovables que se obtienen de forma sostenible o derivados de la química verde y beneficio social del producto.

 

Estas son las claves en las que trabaja el Grupo, y que el consumidor debe tener en cuenta al adquirir un cosmético realmente sostenible:

Aprovisionamiento responsable. El 31 % de los productos nuevos o renovados de L’Oréal incorporan materias primas de los programas de Solidarity Sourcing, provenientes de comunidades de países en vías de desarrollo ¿Un ejemplo? El aceite de argán de los productos Garnier BIO procede de aprovisionamiento solidario de Marruecos.

Packaging sostenible. La prioridad del Grupo es que para 2025 el 100 % del plástico utilizado en sus envases sea recargable, reutilizable, reciclable o compostable, y al menos, un 50 % sea reciclado. En este sentido, Waterlovers Sun Milk, la leche solar de Biotherm ecodiseñada para ser más respetuosa con la vida acuática, incorpora una fórmula biodegradable para un menor impacto en el entorno acuático, envase y dosificador 100 % reciclables y usa un 14 % menos de plástico respecto al envase estándar.

Respeto de la biodiversidad. El 43 % de los productos nuevos o renovados de L’Oréal tienen un perfil ambiental mejorado, gracias a una fórmula que integra materias primas renovables obtenidas de manera responsable o que respetan los principios de la química verde. Es el caso de Botanicals de L’Oréal Paris cuyos ingredientes son naturales, renovables y obtenidos por medio de química verde.

Cero deforestación. Con el apoyo de Rainforest Alliance, para 2020, ninguna de las materias primas ni ingredientes estarán relacionados con un riesgo de deforestación. L’Oréal es la única empresa galardonada con la triple A por tercer año consecutivo por la organización CDP, por combatir los efectos del cambio climático, evitar la deforestación y gestionar de forma eficiente el agua.  

Neutros en carbono

Por último, el Grupo trabaja en el diseño de un modelo de producción bajo en carbono. En esta línea, L’Oréal España va un paso por delante, siendo neutros en carbono en todos sus centros de producción, distribución y oficinas corporativas. Por otro lado, la fábrica Internacional de Productos Capilares de Burgos es la primera planta seca del Grupo en el mundo. Únicamente utiliza agua destinada al consumo humano y como materia prima en los productos.

Un cosmético sostenible no lo es solo por fuera, sino también por dentro. Con estas medidas, el consumidor ya cuenta con varias claves para elegir de manera responsable y segura.

 

Medir la sostenibilidad

Con el objetivo de que todas las marcas tengan un beneficio social o medioambiental antes de 2020, el Grupo L’Oréal ha desarrollado la primera herramienta del sector de gran consumo que permite evaluar el impacto social y medioambiental de la cadena de valor de cada producto.

En concreto, el 79 % de los productos lanzados o renovados en 2018 ya han mejorado su perfil sostenible. En este sentido, la herramienta SPOT (Sustainable Product Optimization) impide lanzar productos que no mejoran su puntuación con respecto a años anteriores. La metodología de SPOT sigue el estándar de Product Environmental Footprint (PEF) de la Comisión Europea.

Los avances en sostenibilidad de L’Oréal España pueden consultarse en su memoria

Continúa leyendo