¿Cómo y por qué llegó el Black Friday a España?

El Black Friday es sinónimo de gangas y chollos, sobre todo tecnológicos.

bf
iStock

El próximo 26 de noviembre se celebra en numerosos países del mundo, entre ellos España, el Black Friday, una tradición norteamericana que ha cruzado el charco para dar el pistoletazo de salida a las compras navideñas con el lanzamiento de descuentos y promociones. Pero, ¿de dónde surge esta tradición?

El término Black Friday surge en el año 1966 en Filadelfia para describir el estado de colapso que sufrían las calles y carreteras el día después del Día de Acción de Gracias. Sin embargo, no será hasta 1975 cuando este término se popularice fuera del estado. Sin embargo, la policía local de Philadelphia no fue la única que odió este día. En muchas empresas, hubo numerosos trabajadores que ponían excusas el viernes siguiente a Acción de Gracias (el actual Black Friday) para no ir a trabajar, y así poder aprovechar el día yendo de compras con la familia. Esto supuso que en las calles hubiese todavía más gente, por lo que el caos aumentaba.

En cualquier caso, no queda claro si Black Friday era una expresión común ya en 1959 o si el autor del artículo simplemente estaba siendo creativo, pero una cosa es segura, y es que ese día suponía un éxito brutal de ventas para los negocios y tiendas de todo Estados Unidos, sobre todo los que se encontraban en la costa este.

Más tarde surgió otra explicación alternativa referente a la salud de las ventas de los comercios. Según esta explicación, el día después de la festividad de Acción de Gracias los comercios iniciaban su particular agosto con el arranque de la temporada de compras navideñas. En estas fechas, las cuentas de las tiendas pasaban de números rojos a números negros, motivo por el cual se bautizó este día bajo el nombre de Black Friday.

Lo cierto, es que durante este día, algunas tiendas en EEUU abren sus puertas a horas muy tempranas -incluso de madrugada o a medianoche- para recibir una avalancha de clientes dispuestos a consumir de forma masiva en el que representa uno de los días con mayor actividad comercial del año.

Llegada a España

Por su parte, esta costumbre tardó tiempo en afincarse en España, y es que hasta el año 2012 los periodos de rebajas en el país estaban regulados por ley, es decir, los comercios tenían prohibidas las rebajas fuera de los periodos estipulados por la ley para proteger a los pequeños comercios de las grandes superficies.

Esta medida proteccionista desapareció en el verano de 2012 cuando el Consejo de Ministros delegó toda responsabilidad en los comerciantes para que estos pudieran decidir a su antojo cualquier periodo de rebajas.

Así, la tradición norteamericana se importó a España también conocido como Viernes Negro, y que ya lleva casi una década celebrándose en nuestro país, con lo que ya son pocas las tiendas que el cuarto viernes de noviembre no lo celebran ya con ofertas, sea en sus locales físicos, o en sus webs. Lo que aún no se sabe es si la inflación afectará a los precios del Black Friday.

Continúa leyendo

#}