El futuro de la banca pasa por las mujeres

Las entidades financieras que tienen políticas de inclusión y diversidad, como Banco Santander, son más rentables y socialmente responsables.

La diversidad de género mejora los resultados de las entidades financieras y las vuelve más socialmente responsables. Estas son las conclusiones de un estudio coordinado por Judit Temesvary, economista de la Reserva Federal de EE. UU., realizado en 2018. Cuanto más paritarios son los órganos de decisión de un banco, mejor es el proceso de la toma de decisiones.

Además, las mujeres suelen presentar mayores porcentajes de asistencia a los órganos donde participan: un consejo más femenino tendrá un papel más activo. Entidades como Banco Santander trabajan en esta línea: fomentar un lugar de trabajo inclusivo y diverso forma parte de su cultura y valores. En 2019, el banco definió los principios con los que aspira a conseguir procesos, sistemas, herramientas y políticas imparciales, gestión del talento e igualdad salarial.

La igualdad de oportunidades es una prioridad para el Grupo Santander. Más del 55 % de la plantilla está formada por mujeres y entre las 10 metas de banca responsable hasta 2025 se incluyen objetivos en materia de igualdad:

• Tener hasta un 60 % de presencia de mujeres en el Consejo para 2021; el 40 % ya está conseguido a día de hoy.

• Contar con al menos un 30 % de mujeres en cargos directivos en 2025.

Equidad salarial de género para 2025, que en este momento se sitúa en el 2 %. El objetivo es reducirlo a 0.

Banco Santander es la única entidad española que tiene una presidenta al frente, y una de las empresas del ibex 35 con mayor presencia femenina en el consejo de administración: el 40 % son mujeres. También lidera en 2020 el Índice Bloomberg de Igualdad de Género.

Generación 81
Mireia Belmonte, fotografía de Teresa Peyrí para la exposición Generación 81
Generación 81
Ana Rosa Quintana, fotografía de Teresa Peyrí para la exposición Generación 81
Generación 81
Exposición Generación 81

Además, el banco opera en numerosos mercados con una variada diversidad cultural, donde desarrolla programas que impulsan la equidad. En España, uno de los proyectos más destacados es Generación 81. 1981 fue el año en el que culminó el reconocimiento de la igualdad entre hombres y mujeres en la gestión de las finanzas.

Inspirado en este hito, el programa nació para visibilizar modelos de referencia femeninos, y romper estereotipos. En el marco de este programa, se desarrollan diversas iniciativas como:

• Mujeres con S: Programa que promueve el talento y liderazgo femeninos, ya sea para ascender a un puesto directivo o emprender su propio proyecto.

• Santander Reencuentra: Integra formación y mentoring para mujeres profesionales que, en su día, dejaron de trabajar para cuidar de sus hijos y que quieren reincorporarse al mercado laboral.

Fuera de España, Banco Santander tiene otros programas en la misma línea. En Argentina,el Programa Inspira se centra en el liderazgo para mujeres de alto potencial; en Reino Unido, Accelerating You quiere desarrollar el liderazgo de mujeres con talento a través de networking y desarrollo de la marca personal; en Brasil, Prospera ofrece microcréditos que han beneficiado a mujeres cabezas de familia, con préstamos medios de 600 euros; en México el programa de inclusión financiera Tuiio impacta sobre todo en mujeres con pequeños negocios. Y en Polonia, Female Side of Business es un plan de acción en cooperación con las mayores comunidades de líderes femeninas del mundo, además de otros programas globales impulsados por la entidad como Santander W50, que ofrece 50 becas formativas de alto rendimiento para mujeres profesionales con capacidad de liderazgo para alcanzar puestos de alta dirección o consejos directivos. 

Continúa leyendo