Estas son algunas formas para ganar dinero gracias a tu coche

Nuestro coche puede sacarnos de apuros económicos.

Hay veces en las que, por determinadas circunstancias como una reparación inesperada o un gasto que no teníamos previsto, nos hace falta un poco de dinero rápido. Nuestro propio coche puede ser una fuente de ingresos en un momento de emergencia, sin tener que recurrir a créditos rápidos ni pedirle prestado a nadie. Aquí te revelamos algunas formas para ganar dinero gracias a tu coche:

Alquílalo

Si tienes un coche que no utilizas todos los días puedes alquilarlo para ganar algo de dinero extra. Si solo usas tu vehículo los fines de semana, por ejemplo, ¿qué te parecería alquilárselo a alguien que lo necesite durante el resto de la semana? O si solo usas tu coche para ir y volver del trabajo durante la semana, ¿por qué no alquilarlo a alguien que necesite un coche para una escapada rápida durante el fin de semana? 

Aunque pueda parecer un poco extraño, esta práctica está cogiendo cada vez más popularidad en muchos países de Europa. Incluso ya hay empresas que, a través de una página web o una app, pone en contacto a las personas que quieren alquilar un coche con aquellas que tienen uno disponible, y se calcula que con el alquiler esporádico de tu coche puedes llegar a ganar hasta 1.500 euros al año, o incluso más.

Estas empresas también registran automáticamente a todos los conductores que reservan coches, para que no haya fraudes ni robos. Si eres el que alquila el vehículo, puedes aceptar o rechazar cada reserva y registrarse suele ser totalmente gratis. También puedes establecer tu propio precio de alquiler. Eso sí, el coche no puede tener más de 15 años de antigüedad, y el kilometraje debe ser inferior a 120.000. El vehículo también debe tener la ITV pasada y el seguro en regla.

Otra forma de ganar dinero con tu coche es alquilar la plaza de garaje que utilizas habitualmente cuando no estés allí. Si tienes un camino de entrada, un garaje o un espacio reservado en la calle que no sueles ocupar, puede alquilarlo usando diversos sitios web que te permiten subir tu plaza de aparcamiento, establecer un precio y encontrar potenciales usuarios que estén interesados de forma gratuita.

Vende un espacio publicitario

Si no te importa que tu coche esté cubierto de pegatinas con publicidad, puedes permitir que las empresas lo utilicen como herramienta promocional durante un período de tiempo determinado. Si estás de acuerdo con esto, es probable que tu automóvil acabe envuelto en una gran pegatina con colores llamativos y eslóganes vistosos. Por lo general, puedes decidir qué porcentaje de superficie de tu coche deseas cubrir, lo que determinará la cantidad de dinero que la empresa te va a pagar.

Compártelo

De acuerdo, técnicamente no se trata de ganar dinero, es más una forma de ahorrar dinero, pero podrías considerar compartir tu coche cuando viajes. Si vives cerca de algunos de tus colegas, ¿por qué no llevarlos al trabajo y luego dividir lo que te cuesta la gasolina? O si recoges con regularidad a tu hijo de la escuela, ¿por qué no te ofreces a recoger a otros padres por el camino?

Continúa leyendo