Este verano gastaremos casi un tercio menos

Un estudio realizado por la financiera Cetelem estima que la intención de gasto de los españoles se desploma un 32% para este verano y que alrededor de un 20% no creen poder permitirse irse de vacaciones

Ni terraza, ni playa, este pobre hombre se toma el café en casa
Ni terraza, ni playa, este pobre hombre se toma el café en casa.

La combinación de confinamiento, ERTES y pandemia mundial nos han quitado las ganas de vacaciones. Un 32% de los españoles entrevistados para "El Observatorio Cetelem Estacional" ya han dicho que prevén gastar menos este año que en años anteriores, con lo que esta cifra se convierte en el registro más bajo de la serie histórica.

En concreto, las personas entrevistadas han declarado que en las vacaciones estivales de este difícil 2020 tienen intención de gastar una media de 848 euros, frente a los 1.241 euros del verano pasado.

El informe muestra que seis de cada diez encuestados (60%) manifiesta tener pensado realizar un desembolso menor en sus vacaciones de 2020, en comparación con las de 2019, mientras que un optimista 32% declara tener intención de gastar lo mismo que el año anterior (54% en 2019).

Y tan solo un afortunado 8% ratifica su previsión de gastar más en estas vacaciones, mostrando un notable descenso de 18 puntos porcentuales con respecto a aquellos que pensaban hacerlo en 2019.

Respecto a las vacaciones, el 16% de los españoles señala que la crisis sanitaria del coronavirus no ha afectado a sus planes, teniendo intención de seguir realizando el mismo tipo de viaje que tenía previsto hacer durante este año.

Sin embargo un 24% asegura que tiene prevé viajar, pero con cambios significativos en sus planes iniciales, gastando menos y alojándose de manera diferente. Mientras que un 20% de los españoles declara que no viajará por motivos económicos, un 14% no lo hará por las restricciones en hoteles y playas y el 9% dice haber cambiado sus planes de turismo de playa por turismo rural.

A casa de parientes y más campo que playa

El informe también ha estudiado cómo serán las vacaciones de este verano, en las que predominará el turismo nacional sobre todo a casa de familiares y amigos como reconoce casi el 60% de los españoles aunque también incrementan aquellos que se alojarán en hoteles o apartamentos turísticos (52%).

De esta forma, un 40% de españoles asegura que dedicará parte de sus días de vacaciones a realizar turismo rural por España.

Se registra en general una fuerte subida en todas aquellas actividades a realizar dentro del territorio, destacando las compras con un 82% (frente al 54% del año anterior), las visitas culturales con el 49% de las respuestas frente al 32% del 2019 o las actividades con hijos en parques temáticos (27% frente al 22%).

El estudio desvela que en general todas las actividades muestran incrementos respecto a los porcentajes del año anterior, pero con la diferencia crucial de que disminuye el número de españoles que tiene intención de viajar fuera de España alojándose en hoteles o apartamentos (18% frente al 27% en 2019) o aquellos que tienen intención de ir a restaurantes o a conciertos que disminuyen 2 y 5 puntos porcentuales, respectivamente.

Los datos de ese estudio reflejan uno de los síntomas de la crisis provocada por la pandemia del coronavirus covid-19, que además de implicar un patrón simultáneo de la economía en casi todo el mundo, también amenaza con una brusca caída de la demanda interna, motor de casi todas las economías y que trata de ser estimulada por gobiernos y bancos centrales

Continúa leyendo