Esto es lo que estás pagando de más por la luz que consumes en 2021

2021 está siendo el año más caro de la historia.

luz
iStock

La factura de la luz es el suministro que más disgustos le está causando a los consumidores en lo que llevamos de 2021, sobre todo desde el inicio del verano, cuando se han llegado a batir varios récords históricos consecutivos durante varios días desde que se realiza un seguimiento de los precios.

El recibo de la luz para el común de los consumidores ha subido un 27% en lo que va de año, y ha llegado a alcanzar una media de 512 euros. Estas cifras suponen un aumento de más de 100 euros con respecto a lo que los usuarios pagaron de media durante todo el año 2020 (poco más de 400 euros).

Son los datos que se extraen del simulador de la factura de la luz que pone a disposición de los internautas la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), cuando se le introducen las cifras de un consumidor medio que tiene una potencia contratada de 4,5 kilovatios hora, y una demanda anual aproximada de unos 4.000 kilovatios hora. (kWh).

Influencia del clima

Una parte muy importante de la significativa subida acumulada del precio de la luz tuvo lugar a principios de año, concretamente durante la primera quincena del mes de enero, cuando el temporal Filomena y su correspondiente ola de frío azotaron la península y produjeron una subida de alrededor del 30% del recibo, una cantidad equivalente a algo más de diez euros.

A pesar de que la factura de la luz volvió a bajar durante el mes de febrero, empezó a subir de nuevo, y de manera muy importante, como consecuencia del encarecimiento del gas natural, que a fin de cuentas es la materia prima que siempre acaba marcando el precio de la producción de energía en España, y por la subida de los derechos de emisión de gases nocivos como el dióxido de carbono (CO2). En el mes de junio volvió a haber buenas noticias para los consumidores, ya que gracias a que se produjo una bajada del IVA y del impuesto a la generación de electricidad, los usuarios vieron una bajada del precio de la luz en su factura.

Sin embargo los datos positivos se esfumaron de repente durante julio y agosto, cuando el recibo de la luz ascendió hasta superar los 100 euros en muchos casos. La ola de calor y el aumento de la demanda por la utilización de los aires acondicionados produjo que el recibo de la luz batiese récords de precio durante varios días consecutivos.

Con respecto al mes de julio del año pasado, el precio de la electricidad aumentó más de un 40%, y en agosto esa cifra se disparó, lo que ocasionó que los consumidores pagasen más que nunca por la electricidad que estaban consumiendo.

Además, en junio entró en vigor la nueva factura de la luz, que tarifica la electricidad que se consume en función de la demanda de energía que haya durante las distintas horas del día. Así, los consumidores tienen una hora punta, donde la electricidad es más cara, una hora media y una hora valle, donde es más barata.

Continúa leyendo