Los desahucios caen a cifras de hace 12 años

Según datos del Consejo General del Poder Judicial, los desalojos cayeron un 36,5% en 2019, hasta 17.411, una cifra que no se alcanzaba desde antes de la crisis económica, pero hay otros problemas a la vista.

Según el estudio Los efectos de la crisis económica en los órganos judiciales que ha publicado la Sección de Estadística del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el número de desahucios practicados durante 2019 se situó en 17 411, lo que supone un descenso del 36,5% respecto al año pasado.
 
Durante 2019, los desahucios consecuencia del impago del alquiler registraron un descenso del 2,2%. Mientras que los lanzamientos derivados de ejecuciones hipotecarias bajaron también y lo hicieron en un 25,1%.
 
Del total de desalojos llevados a cabo, 36 467 fueron consecuencia de los procedimientos derivados de la Ley de Arrendamientos Urbanos. Esto es: debidos a impagos del alquiler, suponiendo el el 67,5% del total de los lanzamientos realizados en España el año pasado. Otros 14 193 (26,3%) se derivaron de ejecuciones hipotecarias. Los 3 346 lanzamientos restantes obedecieron a otras causas.
 
Estas cifras son las más bajas desde el año 2008, antes de que estallase la crisis financiera internacional y sus sacudidas llegasen a España, con el colapso de la burbuja inmobiliaria y la oleada de desahucios que trajo.

Los alquileres han subido por encima del 60%

Sin embargo, si las hipotecas eran un problema durante la crisis, la subida de los precios de los alquileres y la creciente desigualdad en España lo son ahora. Según un estudio realizado por Fotocasa, los precios de los alquileres han subido por encima del 60% en regiones como Baleares (66%), Canarias (64%) y Madrid (63%), por lo que se han incrementado el número de desahucios de personas que ya no pueden permitirse pagar la renta de sus domicilios.

Por regiones, Cataluña, con 12.446 desahucios (el 23% del total nacional), fue la comunidad autónoma en la que se practicaron más lanzamientos en 2019, seguida por Andalucía (8.806) y Comunidad Valenciana (7.390).

Atendiendo solo a los lanzamientos consecuencia de procedimientos derivados de la Ley de Arrendamientos Urbanos, en primer lugar, aparece también Cataluña, con 8.427 procesos, seguida por Andalucía (5.135), Madrid (4.849) y la Comunidad Valenciana (2.633).

En cuanto a los derivados de ejecuciones hipotecarias, la clasificación la encabeza Cataluña, con 3.971; seguida por Andalucía, con 3.292; Comunidad Valenciana, con 2.561; y Murcia, con 1.583.

El Gobierno paralizará los desahucios y controlará los precios del alquiler

La subida de los precios del alquiler se debe a un aumento progresivo de la demanda, motivado por un número creciente de personas que no pueden acceder a adquirir su vivienda y por la influencia en el mercado del auge de los alquileres turísticos, mucho más caros y que han tensionado al alza los precios.

En ese sentido el Gobierno ha anunciado que establecerá medidas para frenar los desahucios, no sólo por impago de hipotecas, sino también los ocasionados por impago de alquiler. Estas medidas, que se espera que se implanten durante el próximo verano, estarán acompañadas por mecanismos para regular los precios de los alquileres en las zonas que han experimentado mayores subidas. Del mismo modo, se establecerá una moratoria para los desahucios, paralizando ejecución los que estuvieran en curso, ya sea por ejecución de hipotecas o por alquiler.

Ya el Fondo Monetario Internacional (FMI), señaló el precio de los alquileres como un posible problema y recomendó al Gobierno que tomara medidas para incrementar el número de pisos en alquiler. Por su parte, la Unión General de Trabajadores (UGT) aboga por un aumento de los recursos destinados anualmente a la política estatal de vivienda y concentrar dichos recursos en un Plan para consolidar un gran Parque Público de Viviendas en Alquiler Asequible. Reservando la figura de la vivienda de protección oficial para las viviendas protegidas de alquiler, garantizándose su carácter permanente para que no sean vendidas a terceros. El objetivo sería que el presupuesto alcanzase el 0,3% del PIB en cuatro años (4.000 millones de euros). A medio plazo el fin sería el llegar al 1% del PIB. Del mismo modo, abogan por una serie de reformas en las leyes que regulan las hipotecas y el alquiler de vivienda.

Carlos Hidalgo

Carlos Hidalgo

Ansioso por aprender. Intento ser periodista. Subproducto cultural del cuñadismo New Age. Antes ha pasado por las redacciones de 'El Plural' y en 'El País'.

Continúa leyendo