Los motivos por los que, si puedes, debes hacerlo: ¡estrena casa en 2022!

Adelantarse y analizar el mercado inmobiliario nos ayudará a dar con el momento adecuado para la compra de un inmueble.

Pareja deshaciendo cajas en su nueva vivienda
Foto de Ketut Subiyanto en Pexels

¿Es buen momento para comprar una vivienda? ¿Subirán los precios? La respuesta a estas dos preguntas es sí. Posiblemente, nos encontremos ante una de las mejores oportunidades para, por fin, “dar el gran paso”.

Si bien es cierto que los precios de la vivienda no se encuentran especialmente bajos, poco a poco, están dejando atrás el parón experimentado durante la pandemia. Por lo que, con toda probabilidad, dentro de unos meses serán más elevados que ahora.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), el precio de la vivienda alcanzó en el segundo trimestre del año su nivel más alto desde finales de 2019, síntoma del momento de recuperación por el que pasa la economía y que podría empezar a trasladarse pronto al mercado inmobiliario.

En ese sentido, apresurarse es poco. Ya que aún se puedan encontrar ofertas interesantes, especialmente después de épocas de incertidumbre económica ante la necesidad y desconfianza de muchos vendedores.

Las hipotecas más baratas de la historia

¿Qué hay de la financiación? El siguiente paso después de elegir una vivienda es encontrar la hipoteca adecuada y uno de los factores determinantes para escogerla suele ser el tipo de interés. Si estás en esa etapa ¡enhorabuena!, porque los intereses de los préstamos hipotecarios no se habían encontrado nunca tan bajos. Es decir, pedir dinero prestado al banco para pagar la compra de tu vivienda no había sido nunca tan barato como ahora.

Hay que recordar que esto se debe a que el euríbor, principal índice de referencia para las hipotecas variables, lleva más de cinco años en terreno negativo rebajando las cuotas de las hipotecas año tras año y dejando un panorama muy favorable a los que tengan intención de contratar una nueva, ya sea a tipo fijo o variable.

Como no sabemos cuándo llegará a su fin la fiesta del euríbor, el consenso de los expertos coincide en que lo más recomendable es aprovecharse del momento, puesto que hay poco margen de mejora en los intereses de las hipotecas.

¿Por qué se retrasa cada vez más el momento de independizarse?

La tasa de paro juvenil en España (33,7% en julio) es la más altas de toda la Unión Europea, solo por detrás de Grecia, lo que dificulta mucho que los jóvenes españoles adquieran la capacidad financiera suficiente para independizarse. Esto conlleva retrasar bastante el momento de “irse de casa”, que algunos estudios sitúan a la edad de 35 años.

Por otro lado, el sueldo medio para jóvenes entre 25-29 años es de 17.772, 31 euros, según la última encuesta de estructura salarial del INE, lo que pone más difícil a este grupo reunir los ahorros suficientes para la entrada de su vivienda.

A pesar de ello, la buena noticia es que aquellos que tengan estabilidad laboral y un nivel adecuado de ingresos posiblemente se encuentren ante uno de los mejores momentos para adquirir su casa, antes de que los precios de los inmuebles comiencen a subir o el euríbor se dé la vuelta y ponga patas arriba los intereses de las hipotecas.

Continúa leyendo