¿Por qué el IVA de la luz en España es de los más altos de la UE?

El Gobierno acaba de anunciar que lo rebajará hasta finales de este año.

impuestos
iStock

El clamor es general, el vertiginoso aumento del precio de la electricidad que consumimos ha aunado en el malestar a consumidores y empresas, ya que desde que entró en vigor la nueva facturación, el pasado 1 de junio, en España ya se han batido varios récords de precio de la electricidad.

Y es que, al gasto que genera el propio consumo, a nuestra factura de la luz hay que añadirle dos impuestos: el de la Electricidad, que es un impuesto especial similar al que grava el tabaco o la gasolina, y el IVA, que en España se encuentra al 21% uno de los más altos de toda la Unión Europea.

Será del 10% hasta final de año

Entre las propuestas de cambio que se le han estado pidiendo al Ejecutivo de Pedro Sánchez para rebajar la presión fiscal de la factura de la luz se encontraba la de reducir el IVA al 10%. Este lunes, el Gobierno anunció que accedía a la reducción, pero solo con carácter excepcional y temporal, hasta finales de este 2021.

La medida no es nueva, en 2018 ya ocurrió algo similar cuando el Gobierno suprimió temporalmente algunos impuestos asociados al precio de la electricidad para que la factura experimentase una ostensible rebaja. En concreto, suspendió durante medio año el Impuesto sobre la Electricidad, que era del 7%, y dejó sin efecto el llamado “céntimo verde” que grava los combustibles que se destinan a la producción de electricidad.

Pero pasado ese período todo volvió a quedarse exactamente igual. Aun así, esta medida supondrá un notable ahorro para los consumidores y situará a España junto a países como Italia o Irlanda, cuyo tipo impositivo en el recibo de la luz se encuentra entre el 9% y el 13%.

Uno de los sectores más perjudicados, el de los autónomos, le piden encarecidamente al Gobierno que actúe para regular el precio de la electricidad ya que, según los datos, el precio de la luz en España ha aumentado un 44% en el último año, y nuestro país es donde más IVA se está pagando por consumir electricidad en comparación con las naciones de nuestro entorno.

Algunas organizaciones de consumidores se han estado uniendo a la reclamación, y aseguran que la rebaja del tipo impositivo al 10% hará que los consumidores puedan llegar a ahorrar en su recibo de la luz unos 70 euros al año, casi seis euros cada mes. Sin embargo, hay quien va más allá y pide que los impuestos que gravan la luz sean del tipo hiper reducido (4%), ya que la electricidad puede considerarse un bien de primera necesidad, como ocurre con el pan, el transporte o el agua.

Aun así, algunas de estas organizaciones aseguran que rebajar el IVA temporalmente, como plantea el Gobierno, no será suficiente y apuestan por suprimir el otro impuesto que engorda nuestra factura: el Impuesto de la Electricidad.

El Gobierno reticente a bajar el IVA

A pesar de tener plenas competencias para hacerlo, y saber que aliviaría el gasto de los consumidores, de momento el Gobierno no se plantea acometer una rebaja definitiva y duradera del IVA en la factura de la luz. Algunos miembros del Ejecutivo, incluso, se han opuesto a la actual rebaja, alegando que a quienes de verdad beneficiaría sería a las grandes empresas eléctricas y energéticas. Lo que sí se ha planteado el Gobierno es suprimir algunos impuestos asociados a la factura de la luz para que los consumidores vean menguar el montante de su factura.

Continúa leyendo