¿Teletrabajas? Así te va a afectar la nueva factura de la luz

Los nuevos tramos horarios pueden perjudicar a quienes trabajan en casa.

luz
iStock

Seguro que te has enterado de la última modificación en la factura de la luz, que entró en vigor el pasado 1 de junio, porque las redes sociales se han inundado de numerosos memes que explican con mucho humor la medida.

El principal cambio es que ahora quedan establecidos tres tramos de precio en función de la hora en que se consuma electricidad y la demanda que exista. Por lo tanto, nos encontramos el horario punta (el más caro) de 10 de la mañana a 2 de la tarde, y de 6 de la tarde a 10 de la noche; que abarca de lunes a viernes no festivos, es decir, los días laborables normalitos.

En segundo lugar tenemos el horario llano, un tramo que va de 8 a 10 de la mañana, y de 2 a 6 de la tarde. También de lunes a viernes, aquí el precio no es tan alto como en el tramo anterior. Por último está el tramo valle, el más económico de todos, que se extiende desde las 12 de la noche y las ocho de la mañana del día siguiente, aplicable a fines de semana y festivos.

Planchar de noche

Teniendo en cuenta estos tramos y estos horarios, el humor tuitero no ha tardado en aparecer para mostrarnos algo bastante lógico: es mucho más barato utilizar nuestros electrodomésticos en el tramo valle, el que empieza a medianoche y termina a las ocho de la mañana. De todos modos, estas nuevas normas puede que no afecten mucho a la gente que tiene una jornada laboral normal, y que sale de casa temprano por la mañana y llega por la tarde.

Sin embargo, que los tramos más caros de electricidad se extiendan durante el grueso del día puede ser bastante perjudicial para quienes trabajan desde casa y, por lo tanto, tienen que utilizar aparatos electrónicos. Por supuesto, ninguna empresa contempla ofrecer bonificaciones para hacer frente a la factura de la luz, por lo que todo el coste recae directamente en el trabajador.

No hay que olvidar que el verano ya está aquí y, además del gasto de energía que conllevan los equipos informáticos y los elementos necesarios para realizar el teletrabajo, los empleados también se enfrentan al gasto extra del aire acondicionado o el ventilador, que tendrán que enchufar en las horas donde más cara es la electricidad, ya que la jornada laboral normal coincide justo con el horario punta.

¿Hay alternativas?

Lo cierto es que, ante esta situación, a las personas que realizan teletrabajo les quedan pocas alternativas. Uno de los remedios que se pueden intentar llevar a cabo es comenzar la jornada laboral mucho antes, en concreto antes de las 8 de la mañana, cuando aún no ha terminado el tramo valle, el más barato de todos.

Otra de las alternativas es, si es posible, cambiar todo el horario laboral para trabajar a partir de las 12 de la noche, el momento del día en el que la electricidad es más barata. De este modo se pueden aprovechar las 8 horas donde el consumo de energía es más económico.

Continúa leyendo