Banco Mediolanum sienta a conversar a 'mis otros yo'

La entidad bancaria lanza una rompedora campaña de publicidad en la que Ernesto Alterio interpreta a un hombre que se reúne con las diferentes versiones de sí mismo

¿Cómo seríamos si hubiéramos tomado diferentes decisiones en el pasado? ¿Qué pasaría si pudiéramos sentarnos a conversar con esas versiones alternativas de nosotros mismos? Banco Mediolanum lleva a la pantalla la respuesta a esas preguntas con el cortometraje "Mis otros yo", protagonizado por Ernesto Alterio, que interpreta a las cuatro versiones de Juan Martín, cada una de ellas resultado de tomar una decisión en una de las diferentes encrucijadas de su vida. 

Decisiones que llevan a diferentes vidas

En el corto, las cuatro versiones de Juan Martín se ven reflejadas ante su propio espejo, que les devuelve la imagen de cuatro vidas distintas. ¿Cómo hubiera sido mi vida si hubiese tomado otras decisiones? Es lo que se preguntan tres de las cuatro versiones de Juan. El cuarto, que es el protagonista y el último en aparecer en escena, es quien ha logrado las metas que los otros en algún momento soñaron. ¿Cómo lo logró? Ahí está, indican desde Banco Mediolanum, el factor diferencial. El valor del asesoramiento financiero, de dejarse acompañar y aconsejar por un profesional.


El cortometraje, ideado por la agencia SantaMarta& Astorga, está dirigido por la cineasta Claudia Llosa y tiene como director de fotografía al premiado Paco Femenía. En él se utilizan técnicas de filmación y de efectos digitales que hacen que las cuatro versiones de Juan conversen entre ellas con absoluta naturalidad y en un entorno sobrio y realista, dando a la narración un aire íntimo y fluido. 

 

El valor del asesoramiento financiero

La conclusión del corto no es sólo lo diferentes que podríamos haber sido si hubiéramos tomado otras decisiones, sino qué nos lleva a adoptarlas; las circunstancias, el instinto, nuestro entorno o los demás. E incide en el valor que tiene dejarse asesorar por expertos, una característica definitoria de Banco Mediolanum, la entidad que asigna a cada cliente su propio experto y asesor financiero personal, llamado Family Banker.

Esta relación directa entre entidad y ahorrador es el eje central de Banco Mediolanum y uno de los motivos por los cuales es la entidad con los clientes más satisfechos de la banca española, según el último estudio benchmarking elaborado por la consultora independiente Stiga. Y el factor que ha convertido a la red de Family Bankers en líder en asesoramiento financiero.


Como recrea la ficción de "Mis otros yo", la figura del Family Banker es uno más de la familia Martín. Así es como lo viven en su día a día muchas familias de ahorradores, que cuentan con un profesional formado y preparado que conoce sus circunstancias vitales. Desde ahí, a través de una relación natural y cercana, el asesor financiero desarrolla todo su potencial -profesional y humano-, ayudando a su cliente a planificar las finanzas para que pueda centrar sus esfuerzos en sus proyectos personales y profesionales. En el caso de Juan, en su clínica veterinaria.

Esa relación ahorrador-asesor es el eje del modelo de acompañamiento de la entidad. Un modelo de personas para personas que, a través de la experiencia y los consejos de un coach financiero, ayuda a planificar las finanzas de cada ahorrador en función de sus necesidades y objetivos para que pueda tomar las mejores decisiones. 
 

Continúa leyendo