Bill Gates se divorcia: ¿Cómo repartirá con su exmujer los 146.000 millones de patrimonio?

Bill es el cuarto hombre más rico del mundo, un puesto que podría perder tras dividir el dinero con su exmujer.

bill-gates
iStock

Bill Gates y su esposa Melinda se divorcian. Tras casi treinta años de matrimonio, tres hijos, innumerables negocios, empresas, fundaciones e iniciativas filantrópicas en las que han trabajado juntos, la pareja ha decidido poner punto y final a su relación.

Lo anunciaban este lunes a través de un comunicado en la red social Twitter, donde aseguraban que "después de pensarlo mucho, y reflexionar mucho sobre nuestra relación, hemos tomado la decisión de poner fin a nuestro matrimonio”.

146.000 millones de dólares

Ahora la pregunta del millón, nunca mejor dicho, es qué pasará con los casi 150.000 millones de dólares de patrimonio que atesora la pareja. Durante todos estos años el matrimonio ha estado involucrado en negocios de la industria tecnológica, y ha acopiado una enorme cartera de empresas y propiedades inmobiliarias relacionadas con los ámbitos de la salud global, las acciones contra el cambio climático o los problemas sociales como el de la igualdad de género.

Por supuesto, la expareja no ha dado a conocer públicamente sus planes financieros, aunque han insistido en que seguirán trabajando juntos en sus labores filantrópicas, financiando proyectos de calado social. Bill Gates hizo su fortuna gracias a Microsoft, y actualmente es el cuarto hombre más rico del mundo.

Por su parte, Melinda es exgerente del gigante tecnológico, y en los últimos años ha ganado prominencia internacional como codirectora de la Fundación Bill y Melinda Gates, que realiza labores caritativas y de carácter filantrópico por todo el mundo. Desde el entorno de la expareja se ha aclarado que no se planean cambios en sus roles ni en la organización que llevan juntos, por lo que continuarán trabajando para aprobar y dar forma a las estrategias de la fundación conjunta.

Depende de las leyes de divorcio

Por lo que se sabe hasta el momento, la pareja tiene firmado un acuerdo prematrimonial, por lo que el reparto del patrimonio, en principio, no se haría al 50%. En cualquier caso, los términos específicos de ese acuerdo no se conocen.

En Estados Unidos cada estado posee sus propias leyes de divorcio, por lo que acudir a las de Washington puede dar una pista de lo que ocurrirá con los 146.000 millones. Como estado que defiende la propiedad comunitaria, todo lo adquirido durante un matrimonio se considera que pertenece por igual a ambos contrayentes, pero eso no significa necesariamente que la fortuna se divida por la mitad.

Los tribunales pueden hacer un reparto desigual, dependiendo de lo que consideren justo y equitativo. Washington exige un período de reflexión de 90 días desde el momento en que una pareja solicita el divorcio, y hasta que un juez le pone punto y final al proceso, por lo que de momento no se sabrá cómo quedará repartido el dinero.

Segundo gran divorcio

El de Bill y Melinda Gates es el segundo divorcio multimillonario de los últimos años. En 2019, Jeff Bezzos y MacKenzie Scott decidieron separarse y el reparto de otros cientos de miles de millones de dólares fue noticia.

Esa división, que repartió la participación de la pareja en la multinacional Amazon, convirtió inmediatamente a MacKenzie en una de las personas más ricas del mundo. Pocos meses después, la mujer también era una de las filántropas más influyentes del mundo.

Continúa leyendo