De Transilvania a Triínsula: Estados que no cuajaron en Estados Unidos

EEUU dio algunos tumbos hasta llegar a la actual configuración de los estados.

eeuu
iStock

No creerás algunos de los estados de los que te hablamos a continuación podrían haber terminado siendo parte de los Estados Unidos actuales. Con nombres estrambóticos y que parecen haber salido de novelas baratas de ciencia ficción, aquí te contamos la historia de algunos de los estados que no llegaron a cuajar en la configuración de los Estados Unidos de Norteamérica:

Muskogee

No solo pretendía ser un estado, Muskogee era una nación autoproclamada que fue establecida en 1799 por el aventurero William Augustus Bowles en partes de lo que ahora es Florida. El extravagante veterano de la Guerra de Secesión creó la nación como un refugio para las tribus nativas americanas. Reforzado por el apoyo de las tribus locales Miccosukee y Muscogee, Bowles intentó en vano que su nación fuera reconocida, pero las fuerzas españolas finalmente arrestaron al aventurero y lo metieron en la cárcel, donde murió, junto con la idea de Muskogee, en 1805.

Transilvania

Nada que ver con Drácula o el mundo de los vampiros. Este protoestado, una colonia establecida por el pionero y especulador Richard Henderson en 1775, estaba situada en lo que ahora es el centro y este de Kentucky. Henderson estaba a punto de comprar las enormes extensiones de tierra para formar su estado, pero la provincia de Virginia, que reclamaba jurisdicción sobre el territorio, intervino para frustrar el trato y la adquisición se anuló al año siguiente.

Deseret

El vasto estado de Deseret fue propuesto en 1849 por miembros de la Iglesia de los Santos de los Últimos Días en lo que ahora es Utah y Nevada, así como también en grandes partes de California y Arizona, y en áreas más pequeñas de los actuales Colorado, Nuevo México y Wyoming , Idaho y Oregon. El nombre de la palabra bíblica mormona para abeja, fue un colosal estado provisional que existió hasta 1850, cuando el Congreso creó formalmente el más compacto Territorio de Utah, que por supuesto se convirtió en el actual Estado de Utah.

Triínsula

Mientras que el condado de Scott era leal a la Unión, Fernando Wood, el alcalde de Nueva York que apoyaba la esclavitud, se alineó con la Confederación Sur y anunció en enero de 1861 que los distritos de Manhattan, Long Island y Staten Island se separarían para formar la Ciudad Libre de Triínsula. Los planes de secesión obtuvieron cierto apoyo de las élites de Nueva York que estaban sacando provecho del comercio de esclavos, pero faltaba un apoyo más amplio, particularmente después del brutal bombardeo confederado de Fort Sumter en abril de 1861, y el proyecto de secesión de Wood se abandonó más tarde ese año.

Secuoya

Sí, como el árbol. El Territorio de Oklahoma se unió a la Unión en 1907 como el Estado de Oklahoma, pero muy bien podría haber terminado siendo el Estado de Secuoya, un estado nativo americano que fue propuesto por miembros de las cinco tribus llamadas “civilizadas”. Las cinco tribus, que nombraron su estado propuesto en honor a un famoso líder Cherokee, presentaron una petición al Congreso en 1905 y casi obtuvieron lo que querían. Sin embargo, los poderes del incipiente gobierno de EEUU finalmente impidieron que se constituyese Secuoya.

Continúa leyendo