¿En qué consiste la minería de criptomonedas y por qué es tan peligrosa?

Es una de las prácticas más habituales en el mundo de las criptodivisas.

servidor
iStock

La minería de criptomonedas es el proceso mediante el cual se ponen en circulación nuevos tokens de criptodivisas. También es la forma en que la red confirma las nuevas transacciones y un componente básico de todo el sistema blockchain. La minería se realiza utilizando un sofisticado hardware que resuelve complicadísimos problemas matemáticos computacionales. El primer ordenador que encuentra la solución a ese problema matemático recibe una recompensa en bitcoins u otra criptomoneda y el proceso comienza de nuevo.

La minería de criptomonedas es laboriosa, intrincada y muy poco gratificante, ya que hay miles de millones de ordenadores en todo el mundo conectados a esa especie de intranet, por lo que conseguir ser el primero en resolver el problema es prácticamente imposible. No obstante, la minería tiene un atractivo especial para muchos inversores interesados ​​en las criptomonedas debido al hecho de que los llamados “mineros” son recompensados ​​por su trabajo con tokens criptográficos. Esto puede deberse a que los emprendedores ven la minería como los buscadores de oro de California veían los ríos en 1849

La nueva fiebre del oro

El principal atractivo para muchos mineros de criptomonedas es la posibilidad de ser recompensados ​​con Bitcoins. Dicho esto, ciertamente no tienes que ser un minero para tener tokens y hacer transacciones con ellos, sino que también puedes comprarlos utilizando moneda de curso legal, u otras criptomonedas como Ethereum o NEO; incluso puedes ganarlo realizando publicaciones en blogs cuyos administradores pagan a los usuarios en criptomonedas.

Un ejemplo de blog que realizan pagos en criptomonedas a sus colaboradores es Steemit, que es algo así como Medium, otro muy conocido, excepto por el hecho de que en Steemit, los usuarios pueden recompensar a los blogueros pagándoles en una criptomoneda patentada llamada STEEM, y que luego se puede intercambiar por Bitcoin en sitios web de intercambio de criptodivisas.

Las recompensas en Bitcoin que reciben los mineros de criptomonedas es un incentivo que los motiva a contribuir con el propósito principal de la minería: legitimar y monitorear las transacciones de Bitcoin, y dándoles legitimidad y validez. Debido a que estas responsabilidades se reparten entre muchos usuarios de todo el mundo, Bitcoin es una criptomoneda descentralizada, ya que no depende de ninguna autoridad financiera estatal, como un banco central o un gobierno, que se dediquen a supervisar su regulación.

¿Por qué la minería consume tanta electricidad?

En los primeros días de Bitcoin, cualquiera podía simplemente ejecutar un programa de minería desde su PC u ordenador portátil. Pero, a medida que la red se hizo más grande y más personas se interesaron por la minería, la dificultad del algoritmo en esta práctica se volvió muchísimo más complejo. Esto se debe a que el código para desencriptar Bitcoin tiene como objetivo encontrar un nuevo bloque una vez cada diez minutos aproximadamente. Si hay más mineros involucrados, las posibilidades de que alguien resuelva correctamente y más rápido el problema aumentan, por lo que aumenta la dificultad para desencriptar criptomonedas. El problema se encuentra precisamente en que millones de ordenadores están consumiendo electricidad 24 horas al día los 365 días del año, ininterrumpidamente. El impacto ambiental es devastador.

Continúa leyendo