Esta es la empresa que ya está innovando con el oxígeno para futuras expediciones a Marte

En unos años el ser humano podría ser una especie interplanetaria.

marte
iStock

Han pasado más de 50 años desde que el hombre puso por primera vez un pie en la Luna, una hazaña que, desde entonces, se ha mantenido como un símbolo del progreso de la humanidad y el ingenio tecnológico. Sin embargo, en el siglo XXI, empresas aeroespaciales privadas como SpaceX, Blue Origin o Virgin Galactic han abierto la puerta a la posibilidad real de que los seres humanos se conviertan en una especie interplanetaria.

A pesar de los enormes avances de este siglo para hacer que los viajes espaciales sean mucho más asequibles, siguen existiendo enormes desafíos logísticos para hacer realidad este sueño. El principal de ellos es la necesidad de mantener los vuelos espaciales y las hipotéticas colonias de humanos en otros planetas con un suministro constante de oxígeno producido en la Tierra.

Hacia la conquista del espacio exterior

El oxígeno es un elemento absolutamente fundamental para los humanos en el espacio exterior. Por lo tanto, si se continúa avanzando hacia los viajes interplanetarios y las colonias en otros planetas, será vital no solo que los posibles asentamientos humanos respiren, sino también para permitir los procesos de combustión necesarios para propulsar cohetes hacia y desde los cuerpos celestes que la humanidad conquiste.

En los cohetes espaciales y aeronaves actuales, el oxígeno constituye hasta el 70% del combustible necesario para lanzar la nave al espacio, y del gas necesario para que la tripulación sobreviva durante las expediciones.

El Proyecto Helios, que cuenta con el respaldo del Ministerio de Energía de Israel y la Agencia Espacial de Israel (ISA), ha desarrollado un reactor electroquímico capaz de extraer oxígeno, metales y silicio del suelo lunar que permitirían el eventual establecimiento de una base lunar permanente.

Objetivo: Marte

Y si bien lograr que los humanos establezcan finalmente una presencia constante y sostenible en la Luna es el objetivo del programa Artemis de la NASA, que se lanzó en 2017, el gran desafío es enviar una misión tripulada a Marte, algo con lo que la humanidad lleva décadas soñando y que ahora podría estar más cerca que nunca.

Es un objetivo que algunos, como Jeff Bezos, creen que no será posible sin antes establecer una base lunar. "Si vas a necesitar muchos suministros, combustible y materiales a granel para ir a Marte, es mucho mejor sacarlos de la Luna que sacarlos de la Tierra", dijo el propio Bezos en una cumbre sobre los viajes espaciales en 2019.

En cualquier caso, mantener la vida en la Luna o Marte dependerá del tipo de tecnología que el Proyecto Helios sea capaz de desarrollar con éxito. Si bien la compañía sigue centrada en sus ambiciones extraterrestres, la tecnología que ya han conseguido desarrollar también podría utilizarse aquí en la Tierra. Uno de los sectores que podría verse beneficiado por todos estos avances tecnológicos es el del comercio de armas, una industria cuyo proceso de producción de metales es devastador para el medio ambiente. Precisamente hay razones para ser optimistas debido a que el Proyecto Helios se ganó el apoyo del Ministerio de Energía israelí precisamente porque ven el potencial para una aplicación terrestre de la tecnología que están desarrollando.

Continúa leyendo