Esta es la pieza de tu coche más codiciada por los ladrones

Contiene metales preciosos que alcanzan altos precios en el mercado negro.

motor
iStock

Se ha puesto de moda entre los ladrones. La policía recibe cada vez más denuncias por el robo de esta pieza que, al parecer, cotiza muy bien en el mundo de la delincuencia y los mercados no legítimos.

Hablamos del catalizador, un componente alternativo del motor de combustión interna que sirve para controlar y reducir los gases nocivos expulsados durante la combustión del motor. Según las autoridades, antes de la pandemia de coronavirus y, sobre todo, antes del confinamiento domiciliario, este tipo de robos eran bastante esporádicos, sin embargo en los últimos meses han crecido de forma exponencial.

¿Por qué el catalizador?

Por supuesto, la mayoría de los robos del catalizador del motor se producen cuando nuestro coche está aparcado en la calle, aunque hay casos en los que los ladrones han aprovechado los enormes aparcamientos de las grandes superficies comerciales para cometer el delito.

Pero en medio de la oleada de robos surge una pregunta muy obvia: ¿por qué los ladrones se están decantando por robar el catalizador, una pieza tan concreta del coche, en vez de llevarse el coche entero?

Al parecer, el catalizador es una pieza que suele fabricarse con un recubrimiento de platino, paladio y rodio, metales muy valiosos que últimamente están cotizando al alza. Mientras que otros metales más habituales como el cobre, son codiciados por su alto valor al peso, el platino es mucho más valioso y se paga mejor, por eso los ladrones se están decantando por el catalizador, porque el material del que está hecho puede llegar a reportar jugosos beneficios.

Aun así, parece bastante incongruente que los fabricantes utilicen este tipo de metales para fabricar una pieza del coche, ¿no hay alternativas menos susceptibles de robo? Es totalmente lógico preguntarse esto, sin embargo si los fabricantes de catalizadores utilizan metales como el platino o el paladio es, precisamente, porque son la combinación más eficaz para controlar la expulsión de gases nocivos a la atmósfera cuando se quema el combustible dentro del motor.

El coche sigue funcionando

Las oleadas de robos de este tipo, donde los delincuentes se centran en una pieza o un componente específico están directamente relacionados con el aumento de la cotización de determinados metales.

Por ejemplo, cuando la cotización del cobre sube, se produce una oleada de robos de cobre; por lo tanto, ahora que el platino y el paladio se están pagando muy bien, es lógico que los robos se centren en componentes que contengan estas aleaciones.

Una de las curiosidades de estos robos es que el conductor no siempre se da cuenta de que le han robado el catalizador de su motor, más allá de que pueda haber signos de haber forzado cerraduras o puertas, o hayan desaparecido otros objetos como el reproductor de cd o el navegador.

Cuando te roban el catalizador, el coche continúa funcionando con total normalidad, además no es algo que se detecte a simple vista. La mayoría de la gente no sabría decir dónde está el catalizador si le enseñan el motor de su coche.

Lo único que te puede dar una pista si te roban el catalizador es que el motor empezará a hacer un ruido un poco raro, que después se incrementará, hasta que lo lleves al taller y te den la mala noticia.

Continúa leyendo