Este es el oscuro motivo por el que el Black Friday se llama así

Es uno de los días más esperados para los cazadores de gangas tecnológicas.

bf
iStock

Si eres un adicto a las compras, la llegada del Black Friday, y la emoción por encontrar chollos y ofertas puede que se convierta en uno de los acontecimientos más importantes del año para ti. En los últimos tiempos, el Black Friday ha tenido un auge extraordinario en todo el mundo, pero pocos saben por qué se llama así realmente. Aquí te contamos cuál es el oscuro motivo por el que el Black Friday se llama así:

El Black Friday es una tradición estadounidense, la cuna indiscutible del capitalismo. Ahora, el término Black Friday se asocia a gangas, a comprar desenfrenadamente, a rebajas y a chollos, pero antes de que este día se convirtiera en una oda al consumismo, el Black Friday tenía un significado mucho más siniestro.

El origen del Black Friday

Cuando el nombre de un día va acompañado de la palabra negro, suele ser una indicación de que fue un día bastante malo. El Black Friday tenía una connotación similar. El primer uso del concepto Black Friday se remonta a 1869 y no tiene nada que ver con las compras navideñas. Fue el día en que la caída de los precios del oro provocó un desplome del mercado, cuyos efectos se dejaron ver en la economía estadounidense durante muchos años.

Se dice que las primeras menciones del Black Friday tal como lo conocemos aparecieron alrededor de los años 50 o 60 en Filadelfia, acuñadas por la policía de la ciudad, que temía que hubiese atascos y aglomeraciones que pusieran en peligro el orden público debido al fervor consumista de la población, que se lanzaba en tromba a las tiendas en busca de chollos.

Los archivos históricos sugieren, por tanto, que esa connotación nació entre el cuerpo de Policía de Philadelphia. El difunto Joseph P. Barrett, un veterano reportero de la policía y redactor del periódico local Philadelphia Bulletin, reconoció después que utilizó el término Black Friday en una crónica para hablar del espantoso tráfico que se generó en la ciudad aquel viernes de finales de la década de los 50: “En 1959, el antiguo Evening Bulletin me asignó informar sobre la actuación de la policía, por lo que tuve que ir de ronda en el coche patrulla con ellos”, explicó el redactor.

Sin embargo, la policía local de Philadelphia no fue la única que odió este día. En muchas empresas, hubo numerosos trabajadores que ponían excusas el viernes siguiente a Acción de Gracias (el actual Black Friday) para no ir a trabajar, y así poder aprovechar el día yendo de compras con la familia. Esto supuso que en las calles hubiese todavía más gente, por lo que el caos aumentaba.

En cualquier caso, no queda claro si Black Friday era una expresión común ya en 1959 o si el autor del artículo simplemente estaba siendo creativo, pero una cosa es segura, y es que ese día suponía un éxito brutal de ventas para los negocios y tiendas de todo Estados Unidos, sobre todo los que se encontraban en la costa este.

Continúa leyendo

#}