Estos son los ríos donde aún puedes encontrar oro

La paciencia y la perseverancia son las mejores herramientas del buscador.

rio
iStock

Parece algo sacado de películas del oeste de serie B. Viejos hombres andrajosos recorriendo sin descanso el lecho de lejanos y peligrosos ríos, ataviados con una especie de plato llano, que buscan desesperadamente el oro que los saque de la miseria y los convierta automáticamente en millonarios.

Aunque el cine ha recurrido muchas veces a este cliché, lo cierto es que al ser un recurso natural, el oro está presente entre los minerales de muchos ríos a lo largo y ancho del mundo. Aun así, también hay que tener en cuenta que muchos de ellos han sido sometidos a intensas bateas durante décadas, y puede que estén agotados. No obstante, aquí te contamos cuáles son los ríos donde aún puedes encontrar oro:

Río Elvo, Italia

En este momento el río Elvo en Piamonte, Italia, está disfrutando de una especie de fiebre del oro, y los buscadores aficionados informan regularmente de que encuentran pepitas del tamaño de migas de pan en sus depósitos fluviales ricos en minerales. La prospección recreativa está permitida en terrenos públicos en Italia y las leyes son bastante flexibles. Según la legislación italiana, a los buscadores de oro se les permite incluso guardar hasta cinco gramos de oro al día sin declarar su descubrimiento a las autoridades.

Río Gold Mines, Irlanda

Puede que los buscadores de oro tengan más suerte en Irlanda. Allí se permite el lavado de oro recreativo con equipo de mano no motorizado, aunque si encuentras algo que supere los 20 gramos deberás declararlo a las autoridades y obtener una licencia para vender el oro que descubras. El río Gold Mines, en las montañas de Wicklow, que fue bautizado en 1796 tras el descubrimiento de una pepita de este metal precioso, cuenta con cantidades relativamente altas de oro y es un imán para los buscadores aficionados.

Río Arrow, Nueva Zelanda

Nueva Zelanda está bendecido con generosas reservas de oro en muchos de sus lechos fluviales y hay innumerables sitios donde buscar el preciado metal amarillo, incluido el río Arrow de Otago en la Isla Sur. La parte poco profunda del río cerca de Arrowtown es el mejor lugar para buscar el metal precioso. Aquí se permite, e incluso se alientan, las bateas y varias empresas locales de prospección de oro alquilan cacerolas a buscadores novatos.

Río Fraser, Canadá

Este río en la Columbia Británica destaca por sus reservas de oro y atrae a muchos buscadores aficionados. Tranquille Creek, en el condado de Thompson, es uno de los mejores lugares para buscar oro en el río. El viejo Fraser está inundado del oro que dejaron atrás los buscadores durante décadas, y es muy probable que encuentres pequeñas pepitas en lugar de solo algunas motas o granos entre los depósitos aluviales, como es habitual, ya que es una de las minas de oro más grandes de Canadá.

Río América, California

Las leyes y regulaciones difieren levemente de un estado a otro, pero la prospección recreativa de oro tiende a estar permitida en los EEUU, en áreas públicas designadas y en terrenos privados, siempre que el propietario dé permiso. La fiebre del oro de California comenzó en 1848 cuando se descubrió una veta en Sutter's Mill a orillas del río América. El área circundante todavía es rica en depósitos de oro, y el lavado recreativo está permitido hoy en día en la bifurcación sur del río en Coloma y en dos bifurcaciones en el Área Estatal de Auburn.

Continúa leyendo