De un meteorito a piezas únicas de Star Wars: Increíbles tesoros ocultos descubiertos por accidente

A veces puede haber verdaderas joyas en los lugares más insospechados.

tesoro
iStock

¿Quién no ha hecho limpieza en los armarios de su casa y se ha encontrado una vieja lámpara que ahora decora el salón? ¿o ha rebuscado en los bolsillos de los abrigos y ha dado con un par de billetes? Pues esto es, a escala doméstica, lo que le ha sucedido a varias personas a lo largo de los años en todo el mundo y en los lugares más inimaginables.

Arrastrados por la marea hasta playas recónditas, encontrados en áticos polvorientos o enterrados en jardines y parques, aquí te contamos cuáles son algunos de los tesoros más increíbles descubiertos por accidente.

La perla más grande del mundo

perla
iStock

Hace unos años, un humilde pescador filipino encontró la perla más grande del mundo frente a la costa del pequeño pueblo costero de Peurto Princesa. La pieza, completamente inédita hasta ese momento pesaba 34 kg, y el hombre no se imaginaba cuánto podría valer. El pescador guardó la almeja con la perla en su interior durante una década como "amuleto de la buena suerte", antes de enseñársela a su tía, una empleada del ministerio de turismo, que más tarde descubrió que estaba valorada en más de 100 millones de euros. Sin duda fue un gran amuleto de la suerte.

Piezas únicas de Star Wars

star wars
iStock

En 2011, el joven de San Francisco, Steven Hoffer redescubrió un montón de cajas cubiertas de polvo en el ático de sus padres que, por alguna razón desconocida, habían abandonado allí hacía décadas. En una inspección más concienzuda se dio cuenta de que era el orgulloso propietario de 50 juguetes inéditos y sin abrir de la primera edición de la saga Star Wars, que en el mercado valían casi 200.000 euros.

Un fragmento de meteorito

meteorito
iStock

El granjero ucraniano Ilya Mazurek había estado usando una piedra de 10 kilos como tope de puerta desde 1988, cuando compró un granero y se la encontró dentro. La piedra era bastante extraña, de un color y una textura que jamás había visto, así que investigó y descubrió que se trataba de un meteorito. Indagando un poco más, se percató de que ese tipo de piezas se estaban vendiendo por miles de dólares, por lo que llevó su piedra a la Universidad Central de Kiev para que la examinaran. Allí le dijeron que la roca valía más de 100.000 euros.

Un mueble millonario en una pizzería

mueble
iStock

La pieza de mobiliario barroco romano más importante jamás vendida en el Reino Unido, la mitad inferior de un gabinete ornamentado del siglo XVII, fue descubierto por Mario Tavella, el propietario de una pizzería de Nueva York que tenía la pieza adornando los baños de su local. El mueble fue propiedad del Papa Clemente IV y se vendió por algo más de un millón de euros.

El diamante más grande del mundo

diamante
iStock

Bautizado como “el diamante del Tío Sam”, es el diamante más grande jamás descubierto en Estados Unidos. Lo encontró un jubilado de Arkansas mientras paseaba por un parque cercano a su casa. La pieza pesaba unos considerables 50 quilates, y se vendió por unos 12 millones de euros.

Continúa leyendo