Monumentos históricos que la humanidad ha perdido para siempre

La violencia y el clima fueron sus peores enemigos.

monumento
iStock

Es posible que hace unos años los siguientes monumentos y destinos turísticos formaran parte de la gran mayoría de los itinerarios de los viajeros más intrépidos y ávidos de conocimiento, pero ahora los turistas ya nunca podrán volver a ver y disfrutar de estas atracciones que una vez fueron tan famosas y concurridas. Ya sea porque fueron demolidos, se estropearon por el paso del tiempo o desaparecieron debido al clima extremo, estas reliquias y destinos de viaje se han perdido para siempre, aunque el mundo no se ha olvidado de ellos. Aquí te hablamos sobre varios monumentos históricos que la humanidad ha perdido para siempre:

Budas de Bamiyan

budas
iStock

Dos gigantescas estatuas de Buda, de hecho, las más altas del mundo, hasta hace relativamente poco se asomaban desde un acantilado de arenisca en el valle de Bamiyán, en Afganistán. Fueron tallados en el siglo VI, y la figura más alta alcanzaba los 55 metros de altura. Pero en 2001, estas efigies budistas fueron destruidas por los talibanes. Hoy, todo lo que queda de las estatuas son dos nichos vacíos, que sirven como el inquietante recordatorio de lo que una vez contuvieron. El valle fue designado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2003, y en los años transcurridos desde la destrucción de los budas, ha habido mucho debate sobre si reconstruirlos o no. Hasta ahora, lo más cerca que han estado los monumentos de resucitar es un holograma proyectado en los espacios en los que una vez estuvieron.

Crystal Palace

crystal palace
iStock

Una vez fue la gran obra maestra de la época victoriana. Esta impresionante estructura de vidrio y acero fue construida en 1851 en Hyde Park, en Londres. Posteriormente se trasladó a Penge Place, en el sur de la capital, donde permaneció 82 años. En el apogeo del Crystal Palace, sus terrenos albergaban una alucinante variedad de atracciones: una montaña rusa, festivales, partidos de cricket e incluso un jardín completo con estatuas de dinosaurios. Trágicamente, el edificio fue devorado por un incendio en 1936, y todavía no se sabe cómo se inició el fuego y si fue intencionado o no. Actualmente, los restos del palacio, que incluyen terrazas, esfinges y un enorme busto de su diseñador, Sir Joseph Paxton, se pueden ver en el parque, que ha sido rebautizado como Crystal Palace Park.

Los candados del amor

candados
iStock

Una peculiar tradición hizo que millones de turistas acudieran en masa a París, la Ciudad del Amor, para expresar sus sentimientos firmando el nombre en candados y enganchándolos en el Pont des Arts, sobre el río Sena. La práctica se hizo tan popular que en un momento dado el puente llegó a contener un millón de candados, que pesaban alrededor de 45 toneladas. Parte de la barandilla se rompió en 2014 debido al peso de estos símbolos del amor eterno. Al año siguiente, los operarios de la ciudad comenzaron a quitar los candados y reemplazar las rejillas de metal del puente por paneles de vidrio. Decididos a mantener viva la tradición, algunos han comenzado a colocar candados en las farolas a lo largo del puente.

Continúa leyendo