De estadios olímpicos a caprichos de dictadores: las megaobras donde más millones se han dilapidado

El dinero, por supuesto, provenía de las arcas públicas.