Megaproyectos que iban a revolucionar las infraestructuras y se quedaron en nada

Sobre el papel eran impresionantes, pero luego se los llevó el viento.