Fair play financiero: la regla económica que intenta igualar las fuerzas en el fútbol

La Unión de Asociación Europeas de Fútbol (UEFA) aplica desde 2011 una regla contable para equiparar los gastos con los ingresos.

Fútbol y dinero
iStock

Los criterios de sostenibilidad financiera y estabilidad también llegaron a la élite del fútbol en 2011 con la regla del Fair Play Financiero impuesta por la UEFA para los clubes que juegan competiciones europeas.

A principios del siglo XXI los grandes club despilfarraron enormes sumas de dinero por encima de sus posibilidades y alcanzaron serios niveles de deuda que preocuparon al máximo organismo del futbol mundial. Además, fue una época donde varios clubes históricos fueron adquiridos por grandes capitales que ponían en riesgo la igualdad de la competición.

Con la idea de "mejorar la salud financiera de los clubes europeos", la UEFA puso en marcha la regla del Fair Play Financiero. De manera que a partir de 2011 era necesario cumplir una serie de requisitos para poder participar en las competiciones europeas.

La principal regla es que los clubes tienen que equiparar gastos e ingresos, solo pudiendo gastar en jugadores (fichajes y masa salarial) 5 millones de euros más que la cantidad de ingresos del ejercicio fiscal. Por ejemplo, los clubes que cuentan con grandes capitales detrás de ellos no pueden gastar todo el dinero que quieran en fichajes a no ser que produzcan una cantidad de ingresos similar. Esa era al menos la regla inicial, ya que en la última reunión de la Asociación de Clubes Europeos se acordó que los equipos no podrán gastar más de 30 millones de euros de lo que ingresen.

El Comité de Control Financiero de Clubes (CFCB) de la UEFA es el encargado de evaluar las cifras de los últimos tres ejercicios fiscales y solo lo hace para los equipos que juegan alguna competición europea o tienen posibilidades de jugarla. Con el fin de promover la inversión en los estadios, campos de entrenamiento y desarrollo del fútbol juvenil y fútbol femenino, desde 2015 todos estos gastos quedan excluidos del cálculo del punto de equilibrio.

Los ingresos 'dopados' son vigilados por la UEFA

Ingresos de derechos de televisión
Statista

La UEFA es tajante con los ingresos que provienen del dueño del club a través de otras sociedades: "Si el propietario de club invierte dinero en el club a través de un acuerdo de patrocinio con una empresa con la que él está relacionado, entonces los organismos competentes de la UEFA investigarán y si es necesario adaptarán las cantidades pagadas por el patrocinador en el cálculo del resultado del punto de equilibrio en función del valor de mercado real de dicho patrocinio", argumentan.

Por lo tanto, cualquier entidad que sola o junto con otras entidades relacionadas con el mismo propietario o gobierno represente más del 30 % de los ingresos globales del club será automáticamente considerada una parte implicada.

¿Quién ha sido sancionado?

Las sanciones por no cumplir con los objetivos del Fair Play Financiero van desde meras advertencias a la expulsión de la competición o retirada del título. En los 9 años que lleva en vigor la norma, dos clubes ha sido excluidos de competiciones UEFA al no cumplir con los requisitos del Fair Play Financiero.

El primer caso más sonado fue la Roma, sancionada con 6 millones y la imposibilidad de incluir a más de 22 futbolistas para disputar la competición europea. Le siguió el Mónaco, con 13 millones de euros. Cuatro años después, el Galatasaray fue el primer excluido de la competición por no cumplir el Fair Play Financiero.

En 2018 el Milan invirtió más de 200 millones de euros en fichajes, superando así el límite presupuestario que marcaba la UEFA y fue sancionando sin jugar la siguiente edición de la Europa League, para la que ya se había clasificado. Los últimos casos son los del inglés Manchester City y el francés Olympique de Marsella. Este último fue sancionado por otro de los motivos que contempla el Fair Play Financiero, el aumento descontrolado de la deuda, ya que pasó de 78,5 millones de euros a 91,4 millones de euros.

Continúa leyendo