10 cosas que quizá no sabías de Michael O'leary

Consejero Delegado de la aerolínea irlandesa Ryanair.

MIchael O'leary
Wikimedia Commons

1. Un reparto desigual

Los padres de O’Leary tuvieron seis hijos; tres niños y tres niñas. Ellas crecieron en habitaciones individuales decoradas con mimo. Ellos, en cambio, se vieron obligados a compartir una habitación en donde las disputas, frecuentes, solían arreglarse 'a piñazos'.

2. De la granja a la fábrica

La familia de Michael procedía del campo. Sin embargo, tras la Segunda Guerra Mundial sus abuelos montaron una fábrica de textiles que terminó en manos del padre, Timothy, un empresario de trayectoria irregular al que, por lo visto, nunca deprimieron sus fracasos.

3. La letra con sangre entra

En 1968, cuando todavía no había cumplido los diez años, ingresó en los Hermanos Cristianos de Mullingar, un colegio famoso por maltratar al alumnado. Pero Michael no guarda malos recuerdos. “Los correazos conseguían que al día siguiente te supieses la lección de memoria”, le dijo al periodista Alan Ruddock.

4. La élite de Clongowes

En 1974, el joven Michael, ya adolescente, aterrizó en Clongowes Wood College; un internado de los Jesuitas famoso por haber educado a la élite del país. El escritor James Joyce, el primer ministro John Bruton y el empresario David Dilger estudiaron entre esas cuatro paredes. También Paul McGuinness, el manager de la banda de rock U2.

5. Cultivo del anonimato

Sus compañeros de clase le recuerdan como un estudiante mediocre; alguien que no destacaba en ninguna dirección. “Si estabas en el 10 % de arriba te convertías en un empollón y si estabas en el 10 % de abajo te consideraban un imbécil —explica Michael en un libro sobre su vida titulado A Life in Full Flight—, así que lo mejor era quedarse en el medio”.

6. A contracorriente

Al terminar el colegio se le presentaron dos opciones: solicitar plaza en el University College Dublin o hacerlo en el Trinity College. Como el segundo estaba considerado un centro protestante, la opción recomendada para los estudiantes de Clongowes era ingresar en el University College. Sin embargo, Michael ignoró las sugerencias del arzobispado y firmó para estudiar lo que hoy sería adeen el Trinity College.

7. El Mini morado

Michael siempre se ha jactado de no haber aprendido gran cosa en el Trinity College. Por lo visto, se pasó los años de universidad bebiéndose hasta el agua de los floreros y persiguiendo féminas con la desesperación de un semental en edad de merecer. Las seducía —dice— gracias al coche que se compró: un Mini de color morado.

8. Los inicios del imperio

Se suele pensar que Michael O’Leary fundó Ryanair. No es cierto. Fueron Tony Ryan, Christy Ryan y Liam Longerman quienes, en 1984, pusieron en marcha la aerolínea con idea de romper el duopolio ejercido en la isla por Aer Lingus y BritishAirways. Michael se unió al equipo en 1988. Por cierto: el primer nombre de la compañía iba a ser Irelandia.

9. Un relaciones públicas

Son incontables las veces que Michael ha aparecido en prensa por su locuacidad. “Creemos que deben pagar 60 euros por ser tan idiotas” es una de sus citas más conocidas. Se refiere a los pasajeros que no imprimen la tarjeta de embarque en casa y luego deben apoquinar en el aeropuerto.

10. La tabla de multiplicar

Ryanair comenzó su andadura con un Embraer Bandeirante de 15 asientos y hoy cuenta con 475 aviones que realizan unos 2.400 vuelos diarios. Semejante crecimiento le debe mucho a la agresivísima política de reducción de costes promovida por Michael en los 90 (fue nombrado ceoen 1994) que tanto han disputado los sindicatos.

Continúa leyendo