5 frases de John Maynard Keynes contra los ricos

El economista británico fue un referente de la teoría económica en épocas de crisis del siglo XX, antes de la irrupción imparable del neoliberalismo global. Su obra 'Teoría general del empleo, el interés y el dinero' (1936), cuestionó el paradigma hegemónico del momento haciendo apología del gasto público.

john maynard keynes
John Maynard Keynes en 1938. / Getty Images

El economista británico John Maynard Keynes (1883-1946) ha pasado a la historia como uno de los pensadores y teóricos de la economía más importantes del siglo XX. En estudios de economía de cualquier corte ideológico o enfoque su nombre no resulta nunca prescindible.

Y es que este profesor de la Universidad de Cambridge y secretario de la Royal Economic Society, además de alto funcionario de la Administración británica, marcó un hito en la perspectiva que debía tomar el ámbito económico en épocas de crisis, cuestionando el discurso hegemónico que tradicionalmente venía entonando la economía clásica. De hecho, en la actualidad se habla del modelo keynesiano como una entidad propia.

En su obra más importante, Teoría general del empleo, el interés y el dinero (1936), conocida por el nombre de General Theory, Keynes proponía una serie de medidas que buscaban paliar la situación de desempleo y volver a activar el crecimiento económico que todavía hacía resentirse a la sociedad estadounidense de la postcrisis de 1929. 

En ella, Keynes consideraba que la reactivación del consumo jugaba un papel vital, y que para motivarla, la población debía disponer de renta suficiente. El camino que lo garantizaría pasaba necesariamente por la intervención estatal y la motivación del gasto público en la contratación de mano de obra. 

Además, en este escrito, el economista llega a hacer algunas alegaciones verdaderamente claras hacia lo que supone la acumulación de la riqueza y la imperiosa necesidad de que exista una redistribución de la misma, así como del papel fundamental que debería jugar el Estado en el tablero. De hecho, con posterioridad, las propuestas de Keynes han enfrentado la crítica de las posiciones más neoliberales de los siglos XX y XXI.

Os dejamos algunas de ellas:

 

  1. "El remedio no estaría en imponer de súbito una alta tasa de interés, que probablemente disuadiría algunas inversiones útiles y podría reducir aún más la propensión a consumir, sino en tomar medidas drásticas, por la redistribución de los ingresos o de otro modo, para estimular la propensión a consumir".

  2. "La tasa de interés no se ajusta por sí misma al nivel adecuado para la conveniencia social, sino que constantemente tiende a subir demasiado alto, de manera que un gobierno sensato se preocupa por doblegarla por la ley y por costumbre y aun invocando las sanciones de las normas morales".

  3. "Los principales inconvenientes de la sociedad económica en que vivimos son su incapacidad para procurar la ocupación plena y su arbitraria y desigual distribución de la riqueza y los ingresos".

  4. "En las condiciones contemporáneas, el crecimiento de la riqueza, lejos de depender de la abstinencia de los ricos, como generalmente se supone, tiene más probabilidades de encontrar en ella un impedimento. Queda, pues, eliminada una de las principales justificaciones sociales de la gran desigualdad de la riqueza".

  5. "Ciertas inclinaciones humanas peligrosas pueden orientarse por cauces comparativamente inofensivos con la existencia de oportunidades para hacer dinero y tener riqueza privada, que, de no ser posible satisfacerse de este modo, pueden encontrar un desahogo en la crueldad, en temeraria ambición de poder y autoridad y otras formas ele engrandecimiento personal".
También te puede interesar:

Continúa leyendo