Comprar una casa rápidamente: 3 claves que te ayudarán a agilizar el proceso

¿Estás pensando adquirir una vivienda? Estos son los aspectos que debes tener en cuenta para obtener las llaves cuanto antes.

Usuario acude a su vivienda
Usuario acude a su vivienda.

Cuando se busca una vivienda siempre suelen aparecer muchas preguntas. Entre otras, cuánto tiempo podemos tardar en comprarla. Siguiendo este hilo, hay muchos factores que importan en la rapidez de agilizar el proceso: desde conseguir una hipoteca rápida, pasando por saber cuánto estás dispuesto a gastarte, hasta conocer tu solvencia económica. 

La adquisición de una casa es un proceso que se puede alargar mucho tiempo si no tenemos claro todo lo que hay que hacer: documentación, notaría, aprobación de la hipoteca por parte de la entidad financiera y un largo etcétera. Por eso, hay que tener muy presente cuáles son los factores que pueden aligerar la compra del inmueble.

Tener una casa en propiedad es el sueño más deseado por parte de muchas personas y puede representar la inversión de los ahorros obtenidos a base de mucho trabajo. Por eso, antes de firmar el contrato se deben considerar algunos factores que eviten gastos innecesarios con el paso del tiempo.

Lo que muchos usuarios quieren es no alargar de más el proceso y agilizar al máximo posible los puntos a seguir para tener las llaves lo más pronto posible. En este sentido, cobran mucha importancia los pasos previos que se deben dar antes de iniciar los trámites definitivos. Esto es un factor que supondrá un ahorro de tiempo bastante suculento.

El dinero que te puedes gastar y tu solvencia económica

Lo primero que debes saber es cuánto dinero puedes gastar en comprar una vivienda. Tan simple y llano como eso. Pese a que en apariencia esto puede resultar una obviedad, si observamos nuestra coyuntura económica, sí que hay dos reglas que debemos de seguir para estar tranquilos con el paso del tiempo, ser previsores y hacer cálculos en función de diferentes opciones.

En primer lugar, la capacidad de endeudamiento que podemos tener. Es fundamental conocerla para agilizar cualquier tipo de trámite en la compra de un inmueble. Esto es la cuota que podemos pagar todos los meses, que se calculará en función de los ingresos netos mensuales (el salario base, quitando dietas, comisiones o complementos). Las entidades financieras recomiendan no excederse del 35% sobre el salario base.

El importe del crédito hipotecario

El importe del préstamo, por otro lado, es otro factor que hay que conocer para ganar tiempo e ir a tiro hecho. Normalmente los bancos conceden entre un 70% y 80% sobre el valor de tasación de la vivienda. Eso sí, en algunos supuestos la cuota puede ser más elevada si contamos con algún avalista o si se aporta una suma elevada de dinero al inicio de la compraventa, por ejemplo. Así, este punto ha de hablarse directamente con la entidad a la hora de pedir una hipoteca.

Estados dos variables pueden determinar en gran medida la cantidad de dinero que podremos asumir para comprar nuestra propiedad. Si lo conocemos previamente, nos puede echar un cable para ser más rápidos a la hora de adquirir una casa nueva.

Conseguir una hipoteca rápida

Asimismo, otra de los factores que repercuten en la rapidez en la compraventa es el tiempo que se puede tardar en conseguir una hipoteca. La realidad es que el marco legal no fija un plazo exacto para contestar a la solicitud de un préstamo hipotecario. Eso sí, se puede alargar desde los 10 días hasta los 2 meses. Y aún más.

A nadie le gusta esperar. Menos aún cuando se necesita una hipoteca rápida para adquirir el inmueble soñado. Por eso, muchas entidades se comprometen a dar respuesta en menos de dos días para agilizar el plazo de concesión de hipotecas. Se trata de comparar al máximo posible para ser más ágiles.

Con internet los trámites son mucho más veloces, lo que se traduce en velocidad para el cliente, que está deseando ponerse a echar cuentas para tener, por fin, la vivienda de sus sueños.

Por tanto, con la mayoría de las entidades hay algunas formas concretas de ir más rápido en el proceso de concesión de un crédito hipotecario. Primeramente, tener preparada la documentación necesaria. Con ello se podrán adelantar plazos de entrega, aunque después se seguirá dependiendo del banco que lo tramite con mayor o menor rapidez.

En última instancia, sabiendo que ya se puede contar con la hipoteca para la vivienda que se ha fijado, solo quedaría seguir adelante con todos los trámites. El más largo tiene que ver con el notario, al que visitaremos dos veces. Desde la primera visita, obligatoria y gratuita, hasta la segunda para firmar la hipoteca, se necesitan que pasen un mínimo entre 10 días y 14 días.

Continúa leyendo