¿Sabes cuánto dinero mueve el negocio de la muerte?

El negocio de la muerte mueve gran cantidad de capital cada año: desde aseguradoras a funerarias. Te contamos las cantidades que generan.

Cementerio
Imagen de un cementerio.

Entre 1.400 y 1.600 millones de euros es la cifra que mueve el  negocio de la muerte anualmente en España, sin contar aquí los beneficios de las compañías aseguradores por las pólizas de decesos.

Aunque suene duro, el negocio de la muerte es uno de los más estables y rentables. Lo es aún más en España, donde la población está cada vez más envejecida y el número de fallecimientos ha comenzado a superar al de nacimientos. En total, el negocio de las funerarias facturó en 2017 1.505 millones de euros, una cifra que se mantiene más o menos estable con tendencia alcista cada año. Pero, para comprender mejor estas cifras, primero hay que tener en cuenta los ingresos por pólizas de decesos, y el negocio de los tanatorios.

Polizas de decesos

A cierre de 2018, la venta de pólizas ascendió a 64.282 millones de euros, lo que supone un aumento del 1,34% con respecto al mes anterior. De esa cantidad, 35.368 millones corresponden al ramo de no vida y 28.914 al de vida, según los datos de Unespa. En total, unos 20 millones de españoles (el 40% de la población) tiene contratado uno de estos seguros que lo que hace es cubrir con los gastos del entierro y otras partidas, en función de lo contratado. En cifras, entorno a 250.000 entierros, el 56,7% del total están cubiertos por estas pólizas. El coste medio de un entierro es de, aproximadamente 3.600 euros. Esto supone que solo por los entierros, se mueven en España más de 1.650 millones de euros.

Aunque es difícil calcular lo que ganan las aseguradoras por las pólizas de decesos, según Mone Seguros, este tipo de poliza no es rentable contratarla si se tienen más de 50 años, ya que el precio anual a pagar será alto. Sin embargo, sí lo es si se tienen menos de 35 años. Pese a ello, y según el ‘Barómetro de mercado del sector asegurador en el ramo decesos’, que realiza cada año la consultora Némesis Experience. Un 25% de los ciudadanos que actualmente no disponen de un seguro de decesos se está planteando ya formalmente su contratación a causa de la pandemia de Covid-19.

Funerarias

Cada año, las funerarias facturan una cifra cercana a los 1.600 millones de euros. Cada defunción supone una fuente de ingresos de unos 2.500 euros. En el caso de Funeraria El Paraíso, cuenta con una facturación anual de 750.000 euros, atiende a solo a un difunto al día y eso le basta para ser rentable. Aunque esto puede sonar anecdótico, refleja la situación global. Pero, al mismo tiempo, esto tiene una Cara B: las barreras de entrada y los altos costes. La burocracia y la inversión inicial es el principal hándicap de estas compañías. Dentro de las funerarias, solo tres de ellas abarcan el 60% del mercado nacional y, cinco de ellas, facturan más de 50 millones de euros al año. La líder del sector, con una cuota del 12% es Mémora, seguida de Funespaña con el 8,7%.

Finalmente, tampoco hay que perder de vista el dinero que ingresa el Estado, ya que según la patronal Panasef, el sector factura unos 1.475 millones de euros que están sujetos al pago del 21% de IVA, lo que supone que cada año el Fisco se embolsa unos 300 millones por este concepto.

Continúa leyendo