De Cuba a Tailandia: Países que eran ricos y de repente se volvieron pobres

El curso de la historia los ha dejado en un mal lugar.

grafica
iStock

El destino económico de un país puede cambiar enormemente en el transcurso de siglos o incluso de décadas, y muchas naciones consideradas hoy como pobres o en vías de desarrollo y crecimiento, una vez se encontraron entre las más prósperas del mundo. Echando un poco la vista hacia atrás, aquí te contamos la historia de algunos países que eran ricos y de repente se volvieron pobres:

Venezuela

venezuela
iStock

En los últimos años Venezuela ha pasado de ser una de las economías más potentes y saneadas de América Latina a ser la más enferma. El año pasado, la economía venezolana era un 35% más pequeña que en 2013 y el PIB per cápita se había reducido en un impactante 40%. En medio de una de las peores crisis financieras de la historia, la economía venezolana se ha contraído más que la de Estados Unidos durante la Gran Depresión y la economía de Rusia tras la caída del comunismo. Debido a su excesiva dependencia del petróleo, la economía se está viendo devastada por la progresiva caída del precio del crudo desde el año 2014.

Tailandia

tailandia
iStock

Puede que Tailandia no sea el país más pobre, pero su PIB per cápita, de alrededor de 6.000 euros anuales, está muy por debajo de la media mundial, y existen grandes focos de pobreza severa, particularmente en el noreste y el sur profundo de la nación. Durante los siglos XVI y XVII, el Reino de Ayutthaya, que cubría gran parte de la actual Tailandia, era más rico que muchas naciones europeas actuales. El reino era un centro de comercio internacional y su capital epónima rivalizaba con París en tamaño y esplendor. A diferencia de otros países de la región, el Reino de Ayutthaya dio la bienvenida a los comerciantes extranjeros con los brazos abiertos, intercambiando mercancías con comerciantes de China y Japón, así como con naciones más lejanas como Francia y Portugal. Después de dos años, Ayutthaya capituló y fue destruido, y el país finalmente resurgió como el Reino Thonburi mucho menos poderoso, el precursor de la Tailandia moderna.

Zimbabue

zimbabue
iStock

Desde el año 2000, Zimbabue ha pasado de ser la locomotora económica de África a ser una de las naciones con más dificultades del continente. Siguiendo una estela de sonados desastres financieros, desde la hiperinflación extrema hasta la recesión profunda, Zimbabue está sumida en la más profunda de las miserias. Durante la década de 1980, la economía del país estaba en una forma estupenda, gracias a los abundantes recursos naturales del país y al lucrativo sector agrícola, pero las grietas comenzaron a aparecer en la década de 1990, a medida que empeoraba la situación financiera de la nación. En 2000, el gobierno del presidente Mugabe comenzó a apoderarse de las granjas de propiedad blanca altamente productivas del país, una política que resultó desastrosa.

Cuba

cuba
iStock

Décadas de gobierno comunista y desproporcionadas sanciones de Estados Unidos han empobrecido a Cuba irremediablemente. La nación caribeña tiene un PIB per cápita de tan solo 7.000 euros anuales y el gobierno lucha por proporcionar una vivienda adecuada, transporte y otros servicios esenciales a sus ciudadanos. Antes de que Fidel Castro liderara la Revolución Cubana y tomara el poder en 1959, el país tenía uno de los PIB per cápita más altos de América, era el país con más coches y teléfonos entre su población, y sus industrias azucarera y turística eran de las más potentes del mundo.

Continúa leyendo

#}