¿De dónde saca el dinero el régimen de Cuba?

El país sufre un bloqueo comercial impuesto por Estados Unidos.

cuba
iStock

Cuba ha vuelto recientemente al foco de la actualidad debido a las jornadas de protestas contra el régimen que han tenido lugar por todo el país durante los últimos meses. En concreto, miles de manifestantes en diversas ciudades de la isla salieron a la calle pidiendo “libertad”, en una coyuntura económica muy complicada y agravada por la pandemia de coronavirus que, entre otras cosas, ha producido la escasez de alimentos y de suministros en gran parte del país.

La situación, en muchos puntos, es bastante desesperada, con muchas familias en una situación límite. Sin embargo, y a pesar de las sanciones internacionales, el Gobierno lleva más de seis décadas en el poder, así que ¿De dónde saca el dinero el régimen cubano?

El bloqueo asfixiante

Todo empezó hace 62 años, cuando “los barbudos” de Fidel Castro culminaron la revolución contra la dictadura de Fulgencio Batista e impusieron un régimen comunista. Las primeras medidas económicas fueron nacionalizar todas las fábricas y empresas, y requisar las grandes propiedades. También se expropiaron los negocios a las empresas extranjeras de la isla, lo que ocasionó que, como represalia, Estados Unidos les impusiera un bloqueo económico que aún perdura.

Automáticamente, el Estado se convirtió en el encargado de garantizar el trabajo, el acceso a la educación y a la sanidad y, por supuesto, de que a nadie le faltase comida ni ningún producto básico y de primera necesidad. Sin embargo, la autarquía económica no es nada sencilla, y menos cuando hay múltiples países que no están dispuestos a comerciar.

Cuba siempre ha denunciado el bloqueo ante la comunidad internacional, ya que ha sido el principal causante de la recesión de la economía y de la escasez de bienes y suministros, con la población como foco más vulnerable.

A pesar de ello, Cuba ha intentado sobrevivir gracias a sus grandes extensiones de tierra cultivable, donde se producen algunos de los productos estrella de la isla: el tabaco y la caña de azúcar. No obstante, fiar toda la economía a la exportación de dos bienes es bastante complicado. Además, cuando la cosecha es mala escasea la comida, que suele guardarse para abastecer a los turistas de los hoteles y resorts.

Similar a Corea del Norte

En una situación bastante similar a la que tiene lugar en Corea del Norte, la débil economía cubana recibe la respiración asistida de China y Rusia, sus dos socios comerciales más poderosos. Cuba no dispone de grandes infraestructuras, y el tejido empresarial es muy rudimentario, por lo que no tiene autonomía para producir bienes como coches o electrodomésticos, así que no es extraño ver circular por la isla modelos antiquísimos, de los años 50 y 60.

Trabas para abrir negocios

Sumado a la carestía y las dificultades, existe una traba más si se quiere abrir un negocio en la isla. Para ello se necesita la absoluta aprobación del Gobierno, cuya maquinaria burocrática puede llegar a ser absolutamente agotadora. Si se llega al final y se constituye la empresa, la cantidad de impuestos que se deben pagar es desmesurada.

Otro de los problemas de Cuba es la emigración. Cada año miles de cubanos se juegan la vida viajando en patera hasta Estados Unidos en busca de una vida mejor, pero en los últimos tiempos las autoridades de ambos países han reforzado la seguridad y vigilancia de las fronteras.

Continúa leyendo