De Guindos da las bendiciones del BCE a las medidas de Sánchez

El vicepresidente del BCE echa de menos una respuesta paneuropea a la crisis y apunta a los recursos del Mecanismo Europeo de Estabilidad

El vicepresidente del BCE, Luis de Guindos
El vicepresidente del BCE, Luis de Guindos

La respuesta del Gobierno español a la crisis provocada por la epidemia de coronavirus, que incluye la movilización de hasta 200 000 millones de euros, el 20% del PIB español, para paliar el impacto económico y social de la pandemia, "es el plan correcto", tal y como ha expresado el vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, que ha dado sus bendiciones a las medidas extraordinarias presentadas ayer por Sánchez y que, además, ha expresado su confianza en que "todo el mundo lo apoye".

En una entrevista concedida a Radio Nacional de España (RNE), Guindos ha destacado la importancia de los 100 000 millones de euros en avales, porque el BCE ha dado "toda la liquidez del mundo a los bancos, pero si estos dudan de la solvencia de los clientes esta liquidez no vale para nada", por lo que el vicepresidente del banco central ha señalado que este plan servirá de garantía y permitirá que el dinero liberado por el BCE pueda ponerse en marcha y no se quede en las arcas de los bancos. "Eso está muy bien visto y muy bien planteado", ha afirmado.

'El plan del Gobierno es el plan correcto, va en la dirección correcta y espero que todo el mundo lo apoye'

Asimismo, Guindos ha subrayado la importancia del resto de medidas anunciadas por el Gobierno para facilitar la flexibilidad de la situación de los trabajadores y de las empresas, concertadas entre el Ejecutivo y los agentes sociales (sindicatos y patronal), por lo que no ha dudado en afirmar que "todo lo que sean ayudas a los trabajadores, ERTES, bajadas de cotizaciones. "van en la dirección correcta".

"El plan del Gobierno es el plan correcto, va en la dirección correcta y espero que todo el mundo lo apoye", ha subrayado.

Más unidad de Europa para una crisis global

Por otro lado, el vicepresidente del BCE ha lamentado la falta de unidad de acción europea, que se tradujo en una reunión del Eurogrupo (todos los ministros de Economía y Finanzas de la UE, más la Comisión Europea y el BCE) en la que se pusieron en común las medidas nacionales, pero no se adoptó ningún gran plan europeo. Así, mientras los gobiernos nacionales han comenzado a adoptar medidas fiscales para "crear un puente" para este periodo temporal de alarma, "otra cosa es desde el punto de vista comunitario", reflexionó Guindos.

"Creo que sería importante tener una respuesta paneuropea, contar con un instrumento fiscal para la zona euro hubiera sido muy importante", ha subrayado el que fuera ministro español de Economía, quien no descarta aún posibilidades como el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), el fondo de rescate financiero europeo, con una capacidad de 410 000 millones de euros. "Con esa capacidad de fuego ahí tenemos un instrumento interesante", ha señalado.

El BCE 'hará todo lo que tenga que hacer'

El vicepresidente del BCE ha explicado que, en su opinión, la crisis actual no se parece a la crisis provocada por las hipotecas subprime en 2008, puesto que hoy nos enfrentamos a una pandemia que afecta muchísimo a la actividad económica, pero la diferencia es que esperamos que sea temporal. "Estamos hablando de semanas o meses, no más allá", ha expresado.

En este sentido, Guindos ha recordad las famosas palabras de Mario Draghi, reiterando que el BCE "hará todo lo que tenga que hacer", aunque se trata de una crisis distinta a la que desembocó en la Gran Recesión, ya que no tiene carácter financiero, sino sanitario, por lo que la institución lo que puede hacer es aliviar las tensiones financieras que puedan producirse, "pero la actuación fundamental es de los gobiernos".

De este modo, el exministro español ha recordado que el BCE comprará 120 000 millones de deuda pública más, garantizando la solvencia de los Estados de la Unión Europea, y ha subrayado que la entidad vigila para que en los mercados no haya situaciones de fragmentación con las primas de riesgo (el índice que evalúa la posible morosidad de un país), advirtiendo de que el BCE "actuará con contundencia al respecto".

Asimismo, Guindos ha restado importancia a una potencial bajada de los tipos de interés al defender que lo fundamental es actuar con medidas de liquidez y con la compra de bonos. Eso es mucho mas poderoso que tocar lo tipos", ha afirmado, expresando su confianza en que la tranquilidad volverá a los mercados y la actividad repuntará con fuerza una vez controlada la epidemia, como está sucediendo en China.

Continúa leyendo