Del cochinillo al champán: Así puede afectar el desabastecimiento a tu cena de Navidad

El aumento de precios y la falta de productos pueden arruinarte la noche.

Después de que la Navidad pasada se viera tan gravemente afectada por Covid, hay unas grandes expectativas por las fiestas navideñas que empiezan el próximo mes. Pero el aumento sin precedente de los precios, la subida de la inflación y la amenaza de huelga de los transportistas en España está haciendo sobrevolar el problema del desabastecimiento y los precios prohibitivos.

Entonces, ¿debería preocuparte si finalmente podrás comprar toda la comida que necesitas para tu banquete navideño? ¿Y qué pasa con los aumentos de precios y la posible escasez de alimentos? Observando los diferentes factores económicos, te contamos cómo el desabastecimiento y la subida de precios pueden afectar a tu cena de Navidad:

La amenaza de la huelga de camioneros

El cochinillo no puede faltar en cualquier mesa de Navidad que se precie. Este manjar de los dioses (y del colesterol) a menudo encabeza las encuestas de las comidas navideñas favoritas, por lo que la amenaza de una posible huelga de camioneros puede hacer que en muchas casas este año tengan que sustituir el tradicional cochinillo por otra cosa. Bueno, mírale el lado positivo; tus arterias te lo agradecerán.

Tampoco ayuda el hecho de que los precios estén subiendo. Muchos ganaderos se quejan de que cada vez les supone un gasto mayor alimentar adecuadamente a los animales debido al encarecimiento sin precedentes de los piensos. También afecta a la subida del precio final de los productos el hecho de que se haya encarecido la electricidad. Esto hace que el mantenimiento de los animales en las granjas también sea más caro, lo que se traduce luego en un aumento del precio cuando lo encontramos en la balda del supermercado.

En principio no deberíamos preocuparnos por el cochinillo, ya que es un producto muy típico en nuestro país, y existen numerosas granjas de cerdos, que suelen ser distribuidos por transportistas de empresas locales y comarcales. Lo malo será comer marisco, por ejemplo, si vives en Cuenca, ya que ese tipo de transporte mayorista puede verse afectado si el gremio de los camioneros lleva a cabo los paros con los que está amenazando.

Quejas de los agricultores

En las últimas semanas estamos viendo bastantes quejas de los trabajadores del campo, que ven cómo cada vez les sale más caro cultivar sus productos. Además, ellos se encuentran al inicio de la cadena de suministro, por lo que en muchas ocasiones, el aumento de precio de los productos en el supermercado no supone un aumento de los beneficios para ellos.

Con respecto a productos más lujosos como el champán, el problema puede ser doble, ya que a la hipotética huelga de camioneros hay que sumarle que el Champán suele ser un producto de importación. De todos modos, en España no tenemos mucho problema con eso, ya que en nuestro país se elaboran magníficos cavas y vinos espumosos, que harán que la ausencia de Champagne sea una mera anécdota sin importancia.

El desabastecimiento y los problemas de suministro serán muchísimo más graves en países como Reino Unido, donde el Brexit ha hundido directamente el comercio.

Continúa leyendo

#}