El covid-19 nos costará 3 meses de PIB

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha ofrecido en el Congreso un cálculo de los efectos de la epidemia en nuestra economía, aunque confía en el “efecto rebote” de la salida de la crisis

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hoy en el Congreso
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hoy en el Congreso

Un hemiciclo prácticamente vacío ha recibido la comparecencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ante el Congreso de los Diputados, en la que ha estimado que las consecuencias de la emergencia sanitaria por el virus Covid-19 provocarán una caída del Producto Interior Bruto (PIB) español, equivalente hasta a tres meses perdidos en la actividad, y ha añadido que la recesión puede ser "profunda", aunque ha confiado en "un posible efecto rebote" para lograr "una recuperación rápida".

El PIB es una magnitud económica que mide el valor total de todos los bienes y servicios producidos por un país. Usando los datos de los últimos meses de 2019, tres meses de PIB de la economía española suponen alrededor de 310.000 millones de euros.

Por ello, Pedro Sánchez ha señalado que, a efectos económicos, "2020 no tendrá doce meses, sino diez o incluso nueve", pero que "la buena noticia, moderada, es que esta emergencia depende de la paralización de la situación" y de la capacidad para mitigar los efectos de la epidemia sobre la economía, especialmente en el plano del mercado laboral.

'2020 no tendrá doce meses'

"Si consiguiéramos sostener en el tiempo que dura la crisis los niveles de empleo y la estructura productiva sin daños graves e irreparables, al final de aquella se produciría una recuperación rápida, incluyendo un posible efecto rebote que acelerará la actividad", ha predicho el presidente.
 
Como ha recordado Sánchez en su intervención, las crisis económicas pueden surgir por desequilibrios acumulados, pero también por un "evento sobrevenido, como una guerra o el Covid-19". "En estos casos, la recesión suele ser profunda, pero la recuperación puede ser rápida si la hacemos unidos, entre todos", ha defendido el jefe del Ejecutivo.

España aún tiene margen para crecer

En su turno de réplica a los grupos, el presidente del Gobierno ha recordado los acuerdos entre socialdemócratas y democristianos "en lo fundamental" tras la Segunda Guerra Mundial y cómo los Pactos de la Moncloa permitieron impulsar la economía española aquejada por la Crisis del Petróleo de 1973 y mientras que en 1999 se tildaba a Alemania como el "hombre enfermo de Europa", el país germano terminó recuperándose y liderando a Europa gracias a los grandes acuerdos de Estado entre el SPD (socialdemócratas) y la CDU (democristianos).
 
Sánchez ha recordado igualmente que España tiene grandes posibilidades de recuperación de la economía, subrayando que antes de la irrupción de coronavirus España crecía por encima de la media europea y distinguiendo que "no es lo mismo el 'shock' en una economía en recesión que en una economía en la que el ciclo expansivo no estaba agotado", dando a entender que a nuestro país aún le queda potencial de crecimiento.

'No vamos a dejar a nadie atrás'

El presidente del Gobierno ha invocado la imagen de una gráfica, instando a lograr que la salida a la crisis tenga forma de 'V' (simbolizando así una recuperación tras la caída) y no de 'L', que supondría un "estancamiento" de la economía española, para lo que ha llamado a "la unión y la responsabilidad colectiva".
 
Para hacer frente a la crisis, Pedro Sánchez ha reivindicado las medidas de urgencia anunciadas estos días como "la mayor movilización de recursos económicos en la historia del país" y ha dicho que afrontará esta situación "sin escatimar recursos" con el fin de atender "a los que más lo necesitan". "No vamos a dejar a nadie atrás".
 
Asimismo, ha expresado su "confianza absoluta" en las administraciones autonómicas y locales pues, según ha asegurado, "todas se encuentran sobradamente preparadas para asumir las labores que le corresponden en la gestión de una crisis sin precedentes".

Un Estado más fuerte como moraleja de esta crisis

Sánchez ha subrayado que, ante la situación de emergencia, "es el momento de lo público, del Estado de Bienestar y de sus cuatro pilares", con "una sanidad pública de calidad, que no le ponga precio a la vida", de un sistema educativo, y un sistema de pensiones y de dependencia para asegurar "una vejez digna".
 
"La lección que tenemos que sacar es que el Estado tiene que ser mucho más fuerte", ha subrayado el presidente, señalando que ese "plan de reconstrucción social y económica" que quiere impulsar con unos nuevos Presupuestos "inevitablemente tiene que fortalecer el Estado de Bienestar".

Unidad europea alrededor de lo ya construido

Interpelado por cómo afrontar esta crisis a nivel comunitario, Sánchez ha argumentado que se trata de una "crisis simétrica" y que de igual manera a afecta a países como Alemania, Francia o Italia, por lo que ha defendido impulsar los mecanismos ya aprobados para afrontar la crisis financiera, antes que plantearse la creación de otros nuevos, como los llamados “Eurobonos” y a la que los países del centro y del norte de la Unión (especialmente Alemania) son enormemente reacios.

En este sentido, ha recordado la propuesta española, compartida por la Comisión Europea, de poner en marcha el subsidio de desempleo "complementario" al de los Estados miembros, el papel del Mecanismo de Estabilidad Europeo (MEDE) y la flexibilización de los fondos estructurales para que tengan en cuenta el impacto en la economía de la crisis del coronavirus, en la línea de lo defendido por el Banco Central Europeo (BCE).

No repetir escenarios de 2008

Otra de las cuestiones por las que ha sido interpelado en el debate parlamentario ha sido la de la una posible extensión de la moratoria en los pagos del alquiler, tras acordarse una moratoria para colectivos vulnerables en el de las hipotecas.
 
Sánchez no se ha referido directamente a esta cuestión, pero sí ha señalado que la vivienda es "uno de los derechos fundamentales" y se trata de "un punto sensible para la ciudadanía" en el que "cualquier emergencia afecta a los más vulnerables, que sienten que en este país siempre pagan los mismos". "Este país no repetirá los errores del pasado y dejará a sus ciudadanos desprovistos de sus derechos", ha declarado.

Continúa leyendo