Esta es la razón por la que Nueva Zelanda se ha aislado del resto del mundo hasta 2022

El bloqueo es total para quienes pretenden entrar en las islas.

señal
iStock

Hace muy pocas semanas que la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, anunció que el segundo país más importante de Oceanía mantendrá sus fronteras completamente cerradas a los no residentes en el archipiélago hasta el próximo año 2022 para preservar así el éxito que ha tenido la nación en la lucha contra la pandemia mundial de coronavirus.

Desde los primeros meses de 2020 la nación, que alberga aproximadamente a cinco millones de personas, ha logrado colarse entre las diez mejores del mundo en contener el Covid 19. El país ha tenido poco menos de 3.000 casos y 26 muertes desde el inicio de la pandemia, hace ya más de un año y medio, según la Universidad Johns Hopkins, con sede en Estados Unidos, que lleva desde entonces rastreando la evolución del virus a escala global. Hay que reconocer que una gran parte de ese éxito se debe a que Nueva Zelanda ya ha mantenido cerradas sus fronteras a los no residentes en el país durante los últimos 18 meses.

Cierre total

En una conferencia de prensa en Wellington, hace unos días, Ardern aseguraba a los periodistas allí presentes que la última ola de contagios en todo el mundo, la provocada por la dañina variante Delta, la convenció de que el país estaba haciendo lo correcto si mantenía sus fronteras cerradas unos meses más. “Si bien la pandemia continúa muy activa en el extranjero, y el virus continúa cambiando y mutando, lo mejor que podemos hacer es asegurar los logros alcanzados hasta la fecha, mientras mantenemos la cautela y barajamos otras opciones”, dijo la primera ministra.

Pocas vacunas

El Gobierno neozelandés está totalmente convencido de que las vacunas son el claro punto de inflexión en la pandemia, y para que tengan éxito, el país necesita administrar las dos dosis reglamentarias a la mayor cantidad posible de personas. Quizás debido a su éxito en el control de la propagación del virus, Nueva Zelanda ha experimentado un lento lanzamiento de su programa de vacunación, con solo el 29% de las personas con la primera dosis administrada, y tan solo el 17% con la pauta ya completa.

Acerca de este tema, la primera ministra ha asegurado que precisamente es la demora en la apertura de las fronteras lo que permitirá al país completar su programa de vacunación. E incluso entonces, reafirmó que la esperada reapertura será "cuidadosa y deliberada". A principios de 2022, el Gobierno pondrá en marcha un nuevo modelo para todos aquellos extranjeros que quieran viajar a Nueva Zelanda, estableciendo rutas de bajo, medio y alto riesgo hacia el país.

Los viajeros completamente vacunados de países de bajo riesgo podrán viajar sin cuarentena, mientras que los de países de riesgo medio y alto tendrán que pasar por una combinación de medidas que van desde el autoaislamiento hasta pasar 14 días en cuarentena. Nueva Zelanda también acelerará su programa de vacunación y personas de todas las edades podrán reservar su vacuna antes del 1 de noviembre. También extenderá la distancia entre las dosis a seis semanas para garantizar que más neozelandeses estén al menos parcialmente vacunados.

Continúa leyendo