Guía útil económica contra el coronavirus

El gobierno saca la artillería para combatir al Covid-19 en el frente económico. Las medidas para empresas, autónomos y particulares persiguen un rebote rápido de la actividad tras la crisis sanitaria.

La pandemia de COVID-19 está pegando duro a las economías. El cese de actividad decretado en las principales potencias europeas y en Estados Unidos para contener el contagio del coronavirus SARS-CoV-2 ha tenido un impacto brutal en los mercados bursátiles, en la industria, en los comercios, en los servicios, en el transporte, en la hostelería, en el turismo, en la construcción… en las grandes, en las medianas y en las pequeñas empresas; en los trabajadores y en los autónomos: en la educación y en las familias.

La contención de esta pandemia ha requerido la declaración del Estado de alarma en España, por segunda vez en democracia –la primera fue en diciembre de 2010 para hacer frente a la huelga de controladores aéreos, cuando Zapatero y Rubalcaba ocupaban La Moncloa–, movilizar al Ejército para desinfectar y evitar el uso de la vía pública más allá de lo esencial y, entre otras medidas, la toma del control de la sanidad privada por parte de las autoridades públicas.

Los daños económicos de la batalla contra el coronavirus, inicialmente localizado en la región china de Hubei, serán muy cuantiosos y el Gobierno de España, como la mayoría de las principales potencias, ha anunciado ya varios paquetes de medidas.

El cese de actividad para contener el contagio del coronavirus ha tenido un impacto brutal en las economías de todo el mundo

El Consejo de Ministros del pasado 17 de marzo aprobó la mayor movilización de recursos económicos de la historia democrática para hacer frente al impacto económico de la pandemia en España: 200.000 millones de euros, cerca del 20% del PIB, con medidas para proteger y apoyar a familias, trabajadores, autónomos y empresas. El Real Decreto-ley del 18 de marzo que recoge las medidas de aplicación desde el momento mismo de su publicación contiene -nada menos- que cinco capítulos, 43 artículos, 9 disposiciones adicionales, 3 disposiciones transitorias, 10 disposiciones finales y 1 anexo.

El objetivo es “iniciar la recuperación en cuanto la emergencia sanitaria quede atrás, relanzando nuestra economía, nuestra producción y nuestro empleo y que la caída venga seguida de una recuperación económica y no de un estancamiento”, señala el Gobierno.

Son 200.000 millones de euros, cerca del 20% del PIB, destinados a proteger y apoyar a familias, trabajadores, autónomos y empresas

El Real Decreto-ley de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, publicado en el BOE con fecha 18 de marzo, se suma al aprobado cinco días antes por el Gobierno “para mitigar el impacto económico” y que permitirá movilizar hasta 18.225 millones de euros durante 2020. Las disposiciones anteriores se añadían, además, a las medidas adoptadas en materia sanitaria y de cobertura laboral en el Consejo de Ministros del 10 de marzo. Además, se han flexibilizado los procedimientos para que la Administración pueda reaccionar ante situaciones extraordinarias, agilizando la contratación de todo tipo de bienes y servicios que sean necesarios durante la crisis.

En medio del combate contra el coronavirus, tanto decreto se puede confundir con el ruido –altanero muchas veces, en el ámbito político– y puede desalentar a los beneficiarios de las medidas a seguirlas con atención e iniciar los procedimientos. Hemos querido, por eso, hacer un repaso a las principales disposiciones.

EMPRESAS

  • Línea de avales por cuenta del Estado para empresas y autónomos de hasta 100.000 millones de euros, para cubrir tanto la renovación de préstamos como la nueva financiación por parte de entidades de crédito, establecimientos financieros de crédito, entidades de dinero electrónico y entidades de pagos, para atender sus necesidades derivadas, entre otras, de la gestión de facturas, necesidad de circulante u otras necesidades de liquidez, incluyendo las derivadas de vencimientos de obligaciones financieras o tributarias.
  • Mayor capacidad de endeudamiento neto del Instituto de Crédito Oficial (ICO) en la Ley de Presupuestos del Estado en 10.000 millones de euros, para facilitar inmediatamente liquidez adicional a las pymes y a los autónomos, a través de las Líneas de ICO de financiación ya existentes.
  • Línea específica de financiación del ICO para los sectores turístico, transporte y hostelería con 400 millones de euros.
  • Aplazamiento del reembolso de préstamos públicos del Ministerio de Turismo, Industria y Comercio a las empresas industriales.
  • Protección de los trabajadores fijos discontinuos del sector turístico, ampliando las bonificaciones a la Seguridad Social en contratos fijos discontinuos, de modo que dichas bonificaciones cubran ahora los meses de febrero a junio de 2020.

AUTÓNOMOS

  • Exoneración de la cuota por pérdidas. Los autónomos con pérdidas severas, también los societarios y los empleadores, podrán acceder a una prestación extraordinaria por cese de actividad y quedarán exonerados de pagar las cuotas a la Seguridad Social. La prestación se calculará con el 70% de la base reguladora o con el 70% de la base mínima. Los beneficiarios serán autónomos cuya actividad quede suspendida por la declaración del estado de alarma o cuya facturación en el mes anterior al que se solicita la prestación se vea reducida, al menos, en un 75 % en relación con el promedio de facturación del semestre anterior.
  • Prestación por cese de actividad con carácter excepcional y vigencia limitada a un mes, a partir de la entrada en vigor del estado de alarma, los trabajadores por cuenta propia o autónomos, cuyas actividades queden suspendidas o cuando su facturación en el mes anterior al que se solicita la prestación se vea reducida, al menos, en un 75 por ciento en relación con el promedio de facturación del semestre anterior.

APLAZAMIENTO DE IMPUESTOS

  • Pymes y autónomos podrán solicitar el aplazamiento de impuestos en conceptos como pago del IVA, retenciones del IRPF, cuotas repercutidas de IVA y pagos fraccionados del impuesto sobre Sociedades. Desde el 13 de marzo y hasta el 30 de mayo de 2020, ambos inclusive, Hacienda permitirá que las empresas y los autónomos puedan aplazar hasta 30.000 euros en el pago de impuestos durante seis meses, con tres meses de carencia. Los aplazamientos tributarios se concederán por un plazo de seis meses, pero las empresas tendrán la opción de devolver el dinero a los tres y no abonar nada en intereses.

ORGANIZACIÓN DEL TRABAJO

  • Se establece el teletrabajo cuando las circunstancias lo permitan. Para ello, se pondrá en marcha un programa de financiación del material correspondiente mediante la activación de ayudas y créditos para pymes dentro del programa ACELERA PYME de la empresa pública RED.ES.
  • Financiación de hasta 200 millones de euros por parte del ICO para la compra y leasing de equipamiento y servicios para la digitalización y, en particular, para la dotación de soluciones de trabajo no presencial.

EMPLEO

  • Las pérdidas de actividad consecuencia del COVID-19 tendrán la consideración de fuerza mayor a los efectos de la suspensión de los contratos o la reducción de la jornada y se agiliza la tramitación de los procedimientos de regulación de empleo, tanto por fuerza mayor, como por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción.
  • Se refuerza la cobertura a los trabajadores afectados por un ERTE, posibilitándoles que tengan acceso a la prestación contributiva por desempleo, aunque carezcan del periodo de cotización necesario y, adicionalmente, que el periodo de la suspensión del contrato o la reducción de la jornada durante el que estén percibiendo dicha prestación no les compute a efectos de consumir los periodos máximos de percepción legalmente establecidos.
  • Exoneración a las empresas del pago del 75 % de la aportación empresarial a la Seguridad Social alcanzando dicha exoneración el 100 % de la cuota cuando se trate de empresas de menos de 50 trabajadores, siempre que éstas se comprometan a mantener el empleo. Hasta ahora, sólo en los casos en los que la fuerza mayor derive de acontecimientos catastróficos naturales que supongan la destrucción total o parcial de la empresa o centro de trabajo impidiendo la continuidad de la actividad el empresario se podría exonerar del pago de las cotizaciones a la Seguridad Social.
  • Mejora de las condiciones de las bajas por enfermedad en casos relacionados con el coronavirus al tratar el aislamiento preventivo como una baja. Tanto las personas en aislamiento preventivo (aisladas) como quienes se han contagiado del virus Covid-19 se consideran en incapacidad temporal asimilada a baja laboral por accidente de trabajo, para cualquier persona trabajadora por cuenta propia (autónomos) o por cuenta ajena.

CIUDADANÍA

  • Moratoria hipotecaria. Se suspende el pago de las letras para los asalariados que caigan en el desempleo o los empresarios y autónomos que tengan una pérdida sustancial de ingresos. El Gobierno explica que la protección a los deudores hipotecarios, “beneficia a las entidades financieras en la medida que ayuda a contener la morosidad en una situación extraordinaria, como la actual”. Estas mismas medidas se aplicarán igualmente a los fiadores y avalistas del deudor principal, respecto de su vivienda habitual y con las mismas condiciones que las establecidas para el deudor hipotecario.
  • Garantía de agua, luz y teléfono. Durante un mes, las empresas eléctricas y las compañías de agua no podrán cortar este servicio a los consumidores más vulnerables. Además, durante este tiempo, las compañías de telecomunicaciones tampoco tienen permitido dejar de dar servicio a los consumidores.
  • Suspensión de todas las operaciones de portabilidad de numeración fija y móvil que no estén en curso, excepto en casos excepcionales de fuerza mayor.
  • Flexibilización de las condiciones de utilización de los billetes ferroviarios. Hasta el 30 de abril de 2020, existirá la posibilidad de cambiar de forma gratuita todos los billetes sencillos de media distancia y de media distancia AVANT, comprados desde el 9 de marzo hasta el 30 de abril de 2020, por un billete para otra fecha o por un vale descuento por el mismo importe.
  • Prorroga durante un año de la validez de DNI que caduquen a partir de la declaración del estado de alarma hasta el 13 de marzo de 2021

PERSONAS MAYORES Y COLECTIVOS VULNERABLES

  • Suspensión de los viajes del IMSERSO durante un mes, por ser los mayores el grupo más vulnerable a esta enfermedad.
  • Prórroga del bono social eléctrico hasta el 15 de septiembre de 2020 para evitar que los beneficiarios dejen de percibir los descuentos y beneficios previstos.

ADMINISTRACIÓN

  • Ampliación de los plazos de trámites tributarios hasta el 20 de mayo. El Ministerio de Hacienda flexibiliza los plazos para atender requerimientos, diligencias de embargo y formular alegaciones en los distintos procedimientos tributarios. Para los trámites iniciados antes, el plazo se amplía hasta el 30 de abril y para los comunicados tras la entrada en vigor del decreto, el plazo se extiende hasta el 20 de mayo.
  • Suspensión de plazos procesales y administrativos durante el estado de alarma.
  • Los trabajadores públicos continuarán percibiendo el 100% de sus retribuciones cuando se encuentren en aislamiento por motivo del coronavirus.
  • Los ayuntamientos podrán disponer 300 millones de superávit de 2019 a financiar políticas sociales.

COMERCIO EXTERIOR

  • Se agilizan los trámites aduaneros de importación en el sector industrial de forma que el despacho aduanero, de forma excepcional, sea realizado a través de las aplicaciones informáticas.
  • Línea extraordinaria de cobertura aseguradora. Con carácter extraordinario y con una duración de 6 meses desde la entrada en vigor del presente real decreto ley, se autoriza la creación de una línea de cobertura aseguradora de hasta 2.000 millones de euros con cargo al Fondo de Reserva de los Riesgos de la Internacionalización

PROTECCIÓN DE LAS EMPRESAS ESPAÑOLAS

  • Reforma de la normativa sobre inversiones exteriores, a fin de impedir que empresas de países de fuera de la Unión Europea puedan hacerse con el control de compañías españolas en sectores estratégicos.
  • Prohibición de las inversiones bursátiles a corto -apuestas bajistas sobre acciones- decretada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) durante un mes a partir del 12 de marzo.

OTRAS MEDIDAS

  • Se suspende la revisión para los siguientes tres bimestres de los precios máximos de venta al público, antes de impuestos, de los gases licuados del petróleo envasados, para evitar el alza de su precio.

Al anunciarse el mayor paquete de la democracia, el IBEX subía un 6,41%. Como subrayó el presidente Sánchez en varias ocasiones durante su comparecencia “no serán las últimas medidas” que se tomen. Ojalá no sea necesario.

Más información disponible en:

Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19.

Real Decreto-ley 7/2020, de 12 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes para responder al impacto económico del COVID-19. 

 

Continúa leyendo