Las medidas económicas extraordinarias con las que el Gobierno combatirá los efectos de la crisis sanitaria

Pedro Sánchez ha anunciado este martes 17 de marzo un paquete de medidas excepcionales dirigidas a empresas, autónomos, trabajadores y colectivos vulnerables para las que el Estado destinará el 20% de su PIB, un total de 200.000 millones de euros.

Pedro Sánchez
El Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa para anunciar las medidas contra el COVID-19

El Gobierno de Pedro Sánchez ha anunciado este martes 17 de marzo un paquete de medidas económicas de carácter extraordinario y sin precedentes en la historia reciente de España, para las que destinará un total de 200.000 millones de euros, un 20% del PIB nacional, con el objetivo de paliar las consecuencias económicas provocadas por el coronavirus. De ellos, 117.000 millones procederán íntegramente del sector público y el restante se complementará con movilización de recursos privados.

Eso sí, en todo momento, el Presidente del Ejecutivo ha incidido en que tanto la crisis como las medidas son algo temporal y excepcional, que se mantendrá mientras el país permanezca sumido en la coyuntura actual, marcada por el estado de alarma.

Se destinarán 200.000 millones de euros a paliar los efectos económicos de la crisis sanitaria

Así, Sánchez ha incidido en que el Decreto-Ley que será aprobado este viernes por el Consejo de Ministros tiene como finalidad que el Estado se haga cargo de paliar los efectos devastadores que la crisis sanitaria del COVID-19 está teniendo sobre la economía "sin dejar a nadie atrás". Para ello ha hecho una llamada a la solidaridad de todos los actores sociales y económicos, desde las instituciones hasta el grueso de la ciudadanía. También ha hecho hincapié en que “este virus no entiende de clases ni de ideologías” y que el Gobierno garantizará “la defensa del tejido productivo”: ni a empresas, ni a autónomos, ni a trabajadores, ni a colectivos vulnerables.

Ha hecho asimismo un ruego a las empresas para que no despidan a sus empleados y recordado que, una vez se supere el estado de excepcionalidad, volverán a necesitarlos para retomar su actividad. Asimismo, ha aludido a que esta situación pone de manifiesto la necesidad de cuidar del Estado de Bienestar y confiar en la acción de los actores públicos.

El Gobierno garantizará “la defensa del tejido productivo” sin dejar a nadie atrás: ni a empresas, ni a autónomos, ni a trabajadores, ni a colectivos vulnerables

¿Cuáles son las principales medidas de excepcionalidad?

De esta forma, a falta de saber el texto integro que se publicará en el BOE, este Decreto-Ley servirá para crear “un escudo social y económico”, con el fin de tomar nuevas medidas que revitalicen la economía con posterioridad. Las principales líneas de actuación enumeradas por el Presidente del Ejecutivo han sido, por tanto, las siguientes:

  • Los trabajadores asalariados pueden reducir su jornada laboral hasta el 100% para poder conciliar y se promoverá el teletrabajo, para lo cual habrá una partida específica que facilite a las PYMES la adquisición de ordenadores y otros materiales. 

  • Los ERTE aprobados durante este periodo por las empresas serán considerados, para agilizarlos, "por causas fuerza mayor". Por lo que todos los trabajadores que se vean afectados podrán pedir el subsidio de paro, sin plazo para ello y sin que les reste días de desempleo en caso de despido definitivo más adelante.

  • Los autónomos que cesen su actividad quedarán exonerados del pago de la cuota durante este periodo y se darán facilidades para el acceso a la prestación por cese de actividad.

  • Las empresas que lleven a cabo un ERTE quedarán exoneradas del pago de la Seguridad Social para evitar la ejecución de despidos y se dará la creación de línea de avales estatales para paliar la falta de liquidez.

  • Se tomarán medidas de protección financiera para que las empresas de sectores estratégicos que ahora mismo están sufriendo graves caídas en bolsa no puedan ser adquiridas por empresas extranjeras con el fin de evitar la especulación.

  • El Estado destinará 100.000 millones de euros a avalar a las empresas para que puedan disponer de crédito de los bancos y, por tanto, de liquidez. Para las empresas de exportación, habrá otros 2000 millones de aval adicionales.

  • Se implantarán nuevas líneas de crédito para las explotaciones agrarias afectadas por la sequía.

  • Se destinarán 30 millones de euros para la investigación y desarrollo de la lucha contra el coronavirus.

  • Se implantará la moratoria en el pago de hipotecas para aquellas personas que hayan perdido su empleo o hayan visto reducidos sus ingresos por el COVID-19.

  • Se prohibirá el corte de suministros básicos (agua, luz y gas) a colectivos vulnerables.

Como el propio presidente del Gobierno ha reconocido, estamos ante una crisis que está cambiando constantemente, por lo que podrían llegar nuevas medidas más adelante.

Paola Aragón Pérez

Paola Aragón Pérez

Estudió Periodismo y tiene un Máster en Análisis Político. Especializada en Economía Feminista y Políticas Públicas.

Continúa leyendo