Los beneficios de irse a vivir a una residencia

Cada vez más residencias se suman al modelo asistencial basado en la Atención Integral Centrada en la Persona, una metodología que tiene en cuenta el estilo de vida, los valores y las preferencias de cada usuario.

Clece Vitam

 

Generalmente, las personas mayores prefieren vivir en su hogar y tienen reparos a la hora de mudarse a una residencia. Este rechazo en la mayoría de las ocasiones viene dado por la desinformación, así como por la incertidumbre de no saber qué se van a encontrar en el centro. Sin embargo, poco a poco esta percepción de las residencias está cambiando, pues cada vez son más los centros que ofrecen una atención integral e individualizada. En ese sentido, los centros de CleceVitam son una excelente opción, pues están respaldados por la experiencia de Clece en materia de servicios sociales y ofrecen una atención y cuidados con los más altos estándares de calidad.

Un segundo hogar

En CleceVitam siguen el modelo asistencial basado en la Atención Integral Centrada en la Persona (AICP), una metodología que tiene en cuenta el estilo de vida, gustos y preferencias de cada usuario. De esta forma, consiguen fomentar los valores de convivencia.

Además, en sus centros ofrecen servicios sociosanitarios que cubren las necesidades de las personas mayores y dependientes, así como un entorno adaptado con personal especializado que acompaña a los usuarios en todo momento.

Envejecimiento activo

Otro de los valores de CleceVitam es el fomento del envejecimiento activo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define este concepto como “el proceso en que se optimizan las oportunidades de salud, participación y seguridad a fin de mejorar la calidad de vida de las personas a medida que envejecen”.

Es por ello que los profesionales de CleceVitam promueven el ejercicio activo en personas con movilidad reducida, al mismo tiempo que desarrollan actividades sociales y culturales en sus residencias. Así, los usuarios pueden disfrutar de talleres para el aprendizaje y la mejora de capacidades, entre otras actividades de interés para sus residentes.

Innovación tecnológica

En CleceVitam, además, han introducido la innovación tecnológica y social como medio para mejorar el servicio a los usuarios. Entre las diferentes soluciones para que los residentes puedan tener mayor comunicación con sus allegados, se les facilitan tabletas digitales, adaptadas para eliminar barreras de accesibilidad, con las que pueden realizar videollamadas, y también practican la estimulación cognitiva por medio de juegos digitales.

Por otro lado, en CleceVitam han digitalizado el proceso de toma de constantes vitales (temperatura, tensión y frecuencia cardíaca, entre otros) con equipos que transmiten los datos automáticamente al historial médico de cada persona en la residencia, y cada vez más centros disponen de servicio de telemedicina para realizar consultas sanitarias en remoto. También cuentan con sensores de calidad del aire que envían alertas cuando es necesario ventilar las estancias.

En definitiva, un entorno acogedor y humano en el que las personas mayores y dependientes podrán vivir conforme a sus necesidades con una atención individualizada, pues ellos son los absolutos protagonistas de estos centros residenciales.

También te puede interesar: