Países a los que están ahogando las deudas en 2021

El coronavirus ha disparado el endeudamiento.

dinero
iStock

Que tenga deuda no significa que un país esté mal administrado o que sea financieramente inviable; de hecho, algunas de las mayores potencias económicas del mundo tienen mucha. Sin embargo, existe una línea muy fina entre una cantidad aceptable y una inaceptable. Hace unos años, el Banco Mundial publicó un estudio que revelaba que una relación entre deuda y PIB del 77% era el punto de inflexión para las economías desarrolladas, y del 64% para los mercados emergentes.

Los países que se mantuvieron por encima de este umbral durante períodos prolongados de tiempo experimentaron una desaceleración significativa del crecimiento económico. Teniendo en cuenta los datos del Fondo Monetario Internacional (FMI), te revelamos cuáles son los países ahogados por las deudas en 2021:

5. Francia

francia
iStock

Tras la decisión del presidente Emmanuel Macron de aumentar el gasto público, en respuesta a las protestas de los chalecos amarillos por los altos impuestos y el bajo nivel de vida, la deuda nacional francés ya estaba disparada. Ese aumento pronto se convirtió en una montaña cuando Francia se convirtió en el país de Europa que más gastó en intentar mitigar el daño causado por el coronavirus, con medidas como un paquete de estímulo de 100.000 millones de euros en septiembre de 2020. Actualmente la deuda de Francia es del 110% de su PIB.

4. Portugal

portugal
iStock

La UE tuvo que rescatar a Portugal durante la prolongada crisis financiera del país en 2011, pero la inyección de efectivo hizo que su economía creciera a su ritmo más rápido en 20 años. Portugal estaba experimentando una fuerte recuperación económica y en 2019 pudo anunciar su primer superávit presupuestario en 45 años. Sin embargo, el país todavía tenía una elevada deuda pública. Actualmente, la deuda portuguesa supera el 130% de su PIB.

3. Italia

italia
iStock

Italia ha tenido constantemente un rendimiento bajo en las últimas dos décadas en lo que respecta al desempeño económico, lo que ha resultado en un crecimiento limitado, recursos escasos para hacer frente a los impactos del cambio climático, como los problemas de inundaciones de Venecia, y dificultad para financiar el costoso sistema de pensiones del país. Italia se encontraba en el epicentro del brote inicial de coronavirus en Europa y, como resultado, el país ha visto su economía sumida en su peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial. Hoy, la deuda pública italiana roza el 150% de su PIB.

2. Líbano

libano
iStock

El Líbano acumuló una gran cantidad de deuda pública después de la guerra civil, que muchos culpan al mal manejo de las finanzas del país por los sucesivos gobiernos, incluida la prioridad de acumular riqueza personal sobre la solución de problemas a nivel nacional, como los cortes de energía diarios y la falta de agua potable. Líbano se encontraba en un círculo vicioso de deuda, y el gobierno gastaba la mitad de sus ingresos solo en pagar los intereses de los préstamos. La situación financiera se paralizó aún más por el brote de Covid, y la deuda actual supera el 165% de su PIB.

1. Japón

japon
iStock

La deuda pública de Japón es la más alta del mundo, con hasta el 177% de su PIB. A finales de la década de 1980, los precios inmobiliarios y bursátiles de Japón se inflaron enormemente y la burbuja económica resultante estalló en 1992, lo que condujo a un período de estancamiento financiero conocido como la "década perdida". Desde entonces, Japón se ha convertido en la tercera economía más grande del mundo, pero con la crisis financiera mundial y una serie de catástrofes internas, incluido el terremoto y el tsunami de 2011, que fue el desastre natural más caro del mundo, ha tenido pocas oportunidades de saldar sus deudas.

Continúa leyendo