Países ricos donde la jubilación te condena a la pobreza

Jubilarse no siempre significa vivir bien.

iStock
jubilados

¿Está el ciudadano medio de todos los países preparado para disfrutar de una jubilación económicamente solvente o se enfrenta a una caída en su nivel de vida? A lo largo y ancho de todo el mundo se realizan estudios e investigaciones acerca del poder adquisitivo que les queda a los jubilados en decenas de países de todo el planeta, sobre todo en el mundo desarrollado.

En estos estudios se habla de conceptos como el de brecha de adecuación, para hablar de la diferencia entre la cantidad de dinero que reciben de jubilación y la que necesitan para no pasar ningún apuro económico durante este periodo. Aquí te revelamos cuáles son los países desarrollados donde la jubilación te condena a la pobreza.

Estados Unidos

estados unidos
iStock

El plan de pensiones estatal de Estados Unidos está lejos de ser generoso, lo que impulsa a muchas personas en edad laboral a contratar planes de ahorro privados en su lugar de trabajo. Estos son más flexibles que los planes de pensiones de otros países y están sujetos a tarifas más bajas. En consecuencia, una cantidad relativamente grande de estadounidenses tiene un colchón financiero personal para cuando llegue la hora de jubilarse, unos ahorros que son más que suficientes para mantener su nivel de vida, pero sin lujos ni excesos.

Suecia

suecia
iStock

Una sorpresa, la rica Suecia está lidiando con una situación difícil para garantizar la sostenibilidad del sistema de pensionen. Los trabajadores en el país nórdico tendrán que ahorrar de media alrededor de un 12% adicional del total de sus ingresos para poder jubilarse cómodamente. ¿El culpable? La esperanza de vida cada vez mayor. Afortunadamente, el gobierno sueco está tomando importantes medidas para mejorar las pensiones futuras y hacerlas viables, que incluyen elevar la edad de jubilación de 61 a 64 años.

Noruega

noruega
iStock

Otro país con una gran brecha económica para los jubilados. El déficit de la hucha de las pensiones de Noruega es de alrededor del 8%, aunque la nación escandinava puede presumir de un excelente fondo de pensiones público por valor de más de 1.000 millones de euros, pero esto aún no es suficiente para compensar el desajuste entre la provisión de pensiones públicas y privadas. Todo esto significa que, a pesar de que Noruega cuenta con un sistema público de pensiones, la prestación para las personas que dejan de trabajar cuando llegan a la edad de retirarse es más baja que hace unos años, debido en gran parte a la cada vez mayor esperanza de vida y el envejecimiento de la población del país.

Grecia

grecia
iStock

Desde la catastrófica crisis financiera de finales de la década de 2000 y principios de la de 2010, el gobierno griego ha hecho grandes avances para transformar la economía. Sin embargo, el sistema de pensiones de Grecia sigue bastante atascado. Los jubilados griegos llevan años sin ver una revalorización real de sus prestaciones, además el país se enfrenta al recurrente problema de la esperanza de vida, que cada vez es más alta, y a una población que cada año está mucho más envejecida.

Continúa leyendo