Ser eurodiputado está pagado (y bien)

Un europarlamentario puede llegar a ganar entre sueldo base mensual y dietas 18.378€ al mes, más que la presidenta del Congreso de los Diputados de España

El Parlamento Europeo en Estrasburgo. Christopher Furlon/GETTY

El salario medio del conjunto de la Unión Europea ronda los 2.000€ brutos al mes. En Dinamarca, el país de la UE con los sueldos más altos, la gente cobra de media algo menos de 4.000€. Cifras muy alejadas de lo que puede llegar a ganar al mes un miembro del parlamento Europeo entre salario base y dietas: 18.378€.

Al año, un europdiputado puede llegar a ganar 220.536€, a lo que habría que descontar las obligaciones tributarias de cada país. “El sueldo básico de un diputado al PE está fijado en un 38,5 % del sueldo básico de un juez del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, por lo que los diputados al PE no deciden su propio sueldo (ni pueden hacerlo)”, explica el órgano legislativo europeo en su página web. Este sueldo es bastante superior a lo que cobran los diputados y senadores en España, 54.460€ brutos al año los primeros y 41.750€ brutos al año los representantes de la Cámara Baja. Incluso la presidenta del Congreso de los Diputados, la parlamentaria española que más cobra, se queda por detrás de un parlamentario europeo; Meritxell l Batet cobra 203.000€ anuales.

Comparar los sueldos de los representantes públicos con la media de lo que cobran los ciudadanos de a pie puede ser tildado de demagógico, aduciendo que las responsabilidades y obligaciones del cargo no son las comunes a otros puestos de trabajo. La comparativa se vuelve más pareja si miramos los sueldo (fijos y no variables) de los directivos de las grandes empresas.

Según un estudio realizado en España por la consultora Michael Page, los europarlamentarios cobrarían (incluyendo sus dietas) más o menos lo mismo que un director ejecutivo de un banco español pequeño con una cifra de negocio inferior a 200 millones de euros. Visto desde ese otro punto de vista (tal vez también demagógico) los encargados de vigilar uno de los mayores presupuestos públicos del mundo y tener que legislar en ocasiones en contra de las grandes empresas, puede que tampoco cobren tanto.

Muchas dietas y cierto control

El portal del Parlamento Europeo explica con bastante detalle cómo se desglosa el sueldo de nuestros representantes en Bruselas y Estrasburgo, además de señalar que sí que hay ciertos requisitos que los políticos deben cumplir para poder cobrar con integridad los 18.378€ al mes. Además de la asignación económica, la UE corre con los gastos de transporte y traslado de los diputados a Bruselas y Estrasburgo y en los viajes oficiales fuera de la Unión el transporte y el alojamiento, además la institución ofrece a los parlamentarios una oficina totalmente equipada y pone a su disposición un coche oficial para moverse por las sedes del hemiciclo durante las misiones.

De esos más de 18.000€ al mes, menos de 7.000€ son de sueldo base, la mayor parte del sueldo son dietas y variables. Así, se otorgan “dietas diarias fijas de 320 euros para cubrir los gastos de alojamiento y gastos conexos para cada día en que los diputados participen en actividades oficiales en Bruselas o Estrasburgo”, “cuando las reuniones se celebran fuera de la Unión, la dieta es de 160 euros” y unas dietas generales para cubrir los gastos de la actividad del representante público de 4.513€ mensuales en 2019.

Para poder recibir estos complementos, los políticos deben dejar constancia de su presencia y actividad a través de unos registros y deben acudir por lo menos a la mitad de las sesiones plenarias y a la mitad de las votaciones nominales, sino su asignación extra se reducirá a la mitad.

 

Continúa leyendo