Volando a un 2022 más sostenible

Iberia mejora la eficiencia de su flota y de sus operaciones para lograr el objetivo de cero emisiones netas en 2050, y que volar sea más sostenible

¿Por qué dejar para mañana lo que se puede hacer hoy mismo? Si Iberia ya aprovechó el incremento de las medidas sanitarias en todo el mundo para hacer su experiencia de vuelo más segura, higiénica y flexible, la aerolínea española también ha aprovechado la pandemia para seguir modernizando su flota, mejorar la eficiencia de sus operaciones y adelantar pasos en la reducción de emisiones con el objetivo de convertirse en una compañía neutra en carbono en 2050. Al mismo tiempo que diseña una experiencia de vuelo más sostenible también para sus clientes. 

La aviación comercial es clave en el proceso de descarbonización de la economía, para frenar el calentamiento global, producto de las acumulaciones de CO2 en las capas superiores de la atmósfera. Aunque a día de hoy, no es viable la electrificación de los aviones, sí que existen las tecnologías y los procedimientos para reducir las emisiones y se está haciendo un esfuerzo de investigación internacional para avanzar hacia una aviación sin emisiones. E Iberia está presente, tanto en la aplicación de esas tecnologías, como apoyando los avances en una mayor sostenibilidad.

Mejorar la eficiencia de las operaciones

La mayor aportación que pueden hacer las aerolíneas a la sostenibilidad es la renovación de sus flotas, e Iberia lo está llevando a cabo con la incorporación de los aviones más eficientes, avanzados y silenciosos del mercado, los Airbus A350 y A320neo. Los A350-900 son aeronaves de última generación, cuyo consumo de combustible y emisiones de CO2 es hasta un 35% menor que los aviones a los que reemplaza. Los A320neo emiten un 15% menos de CO2 y un 50% menos de óxido de nitrógeno. Al mismo tiempo, se están introduciendo protocolos para reducir el peso en los vuelos, lo que reduce el uso de carburante y, por lo tanto, de las emisiones.

Esta reducción del consumo de combustible se aplicará igualmente a equipos de tierra y aeronaves. En tierra, sustituyendo los automóviles de combustión interna por vehículos eléctricos. Y en el aire, planificando las rutas para que éstas requieran de menos consumo, apoyados por herramientas tecnológicas de última generación como ATC (Air Traffic Controller) o GoDirect Flight Efficiency, de Honeywell, para detectar y aprovechar cualquier oportunidad de ahorro de combustible. 

Experiencia de viaje sostenible

Ya en 2016 Iberia puso marcha el proyecto Zero Cabin Waste con el objetivo de crear un modelo de gestión sostenible para los residuos de cabina que se generan en nuestros vuelos. Este proyecto ha servido de inspiración para poner en marcha otros enfocados en la  reducción de residuos, como por ejemplo, la sustitución de la prensa a bordo en formato papel por el digital o la disminución del uso de plásticos. Con la implementación de estas medidas, en 2019 se consiguió una reducción del 12% los residuos por pasajero, lo que equivale a unas 5.000 toneladas al año.

Ademas, se ha digitalizado al máximo la experiencia del cliente. No sólo en lo relativo a los servicios a bordo, sino también a la hora de adquirir y gestionar el billete, hacer el check-in y hasta con la posibilidad de llevar toda la documentación para viajar digitalizada en la App de Iberia. También se ofrece a los pasajeros la posibilidad de destinar sus avios a proyectos solidarios, que contribuyan a causas sociales.

Compromiso con el futuro

La sostenibilidad y la descarbonización son también apuestas de futuro, por lo que Iberia se implica en adoptar y en promover la investigación y la generación de conocimiento que sirvan para alcanzar estos objetivos. Por ello, Iberia está presente en el Proyecto H2020 Aviator, liderado por el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) y en el que Iberia participa junto con otros 16 socios, está financiado por el programa europeo de investigación e innovación Horizonte 2020 y el Centro de Investigación de Canadá (NRC). El objetivo de H2020 AVIATOR es contribuir a que la industria aeronáutica tenga un mayor conocimiento de las emisiones para desarrollar motores más eficientes y limpios.

El pasado mes de julio, Iberia participó en las primeras mediciones para este proyecto en los aeropuertos de Madrid y Ciudad Real y, a finales de año, está previsto que se realicen nuevas mediciones empleando combustibles de origen sostenible. 

Combustibles de origen sostenible

Iberia, como parte del grupo IAG, se ha comprometido a operar el 10% de sus vuelos con combustible sostenible de aviación en el año 2030.  Los combustibles sostenibles de aviación tienen las mismas características y desempeño que el combustible de aviación convencional (Jet Fuel A1), pero se basan en el uso de materias primas no fósiles para su producción. Además, son una herramienta indispensable para reducir las emisiones del sector en el corto y medio plazo, ya que se ha demostrado que su uso reduce hasta un 80% las emisiones totales de CO2 del ciclo de vida, en comparación con los combustibles fósiles. Del mismo modo, también está presente en la investigaciones para usar Hidrógeno Verde como combustible de aviación. 

Continúa leyendo