¿Qué fue el ‘Plan Marshall’?

El plan de inversiones norteamericano para después de la Segunda Guerra Mundial es marcó un hito como ejemplo de reconstrucción tras grandes catástrofes

Sello que llevaban los suministros estadounidenses proporcionados por el Plan Marshall
Sello que llevaban los suministros estadounidenses proporcionados por el Plan Marshall

Estos días, a raíz de la crisis provocada por el coronavirus 19, se ha propuesto hacer un “Plan Marshall” para Europa. Pero ¿qué quiere decir eso exactamente? ¿En qué consistió el Plan Marshall?
 
El verdadero nombre de ese plan fue “Programa de Recuperación Europeo” (ERP en sus siglas en inglés), apodado como “Plan Marshall” por el nombre del secretario del Estado de Estados Unidos en aquel momento, George Marshall.
 
Tras una Europa devastada por la guerra y el miedo creciente a la expansión de la Unión Soviética, los Estados Unidos decidieron emprender un plan de ayudas a Europa Occidental para ayudar a reconstruir el continente y garantizar la estabilidad política en la región.

Un esfuerzo de cooperación internacional

La idea era que los Estados europeos diseñaran ellos mismos el plan de ayuda y que éste fuera financiado por los Estados Unidos. También el incrementar la cooperación económica de Europa, cuando se daban los primeros pasos de la Comunidad Europea del Carbón y el Acero (CECA), el germen de lo que hoy es la Unión Europea.
 
“Es lógico”, dijo Marshall en el discurso en el que presentó el plan, “que los Estados Unidos hagan lo que sean capaces de hacer para ayudar a la recuperación de la normal salud económica en el mundo, sin la cual no puede haber estabilidad política ni paz asegurada. Nuestra política no se dirige contra ningún país, pero sí contra el hambre, la pobreza, la desesperación y el caos. Cualquier gobierno que esté deseando ayudar a la recuperación encontrará total cooperación por parte de los Estados Unidos de América”. Marshall estaba convencido de que la estabilidad económica aportaría estabilidad política a Europa.
 
Por otro lado, tanto Francia como el Reino Unido estaban interesados, así como Alemania. No tanto los países de la órbita soviética, que no deseaban someter su economía a controles extranjeros, como establecía el Plan. Ni tampoco integrarse en una economía europea más unificada.

Más de 163 000 millones de dólares de hoy en día

Así, el 12 de julio de 1947, dos años después del final de la guerra, se celebró la cumbre mediante la cual se firmaría el acuerdo, que supuso una inversión de 12.000 millones de dólares de la época (más de 163.591 millones de dólares de hoy en día).
 
Para aplicar el plan y controlar las inversiones se creo la Administración para la Cooperación Económica (ACE), que hoy en día pervive como la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo de Europa). Cada país beneficiado por el plan tenia a un comisario de la ACE, que asesoraba acerca de la mejor manera de invertir los fondos obtenidos.
 
El país más beneficiado por las inversiones fue el Reino Unido, que percibió el 26% del total, pese a haber sufrido menos las consecuencias de la guerra que otros países europeos, Francia, un 18% y la República Federal Alemana, un 11%.

Críticas diversas, buenos resultados

El Plan Marshall estuvo en aplicación de 1948 a 1952 y durante este periodo Europa experimentó una mejora evidente de su economía. Aún así, entonces y ahora, existen posiciones contrapuestas acerca de si esta mejora se debió a la influencia de los estadounidenses. En su momento los soviéticos criticaron el plan como una herramienta imperialista para controlar las economías europeas. Y también se critica la iniciativa como un intento interesado de EEUU de hacer a Europa un buen cliente de sus productos y de su economía.
 
En cualquier caso, la realidad es que en ese período la producción industrial de Europa se incrementó en un 35%. La agrícola, se situó por encima de los niveles existentes antes de la Guerra. De esta manera, el hambre y la pobreza extrema se vieron fuertemente reducidas y se logró una mejora general del nivel de vida de los europeos.
 
El esfuerzo de inversiones, intercambio de recursos y cooperación internacional desplegado en ese momento se cree que fue uno de los antecedentes que llevaron a la unión y a la integración europea que vivimos en estos momentos.

Carlos Hidalgo

Carlos Hidalgo

Ansioso por aprender. Intento ser periodista. Subproducto cultural del cuñadismo New Age. Antes ha pasado por las redacciones de 'El Plural' y en 'El País'.

Continúa leyendo