Desde acciones de la bolsa a fondos indexados: te explicamos las 5 maneras de invertir más eficientes a largo plazo

Para invertir se necesita pensar con un enfoque temporal amplio: a continuación puedes ver las mejores fórmulas para sacar partido a tu dinero con el tiempo

Invertir
Invertir dinero a largo plazo

Es muy habitual escuchar la palabra ahorro como solución para tener un futuro más estable económicamente. Pero, esas cantiadades que hemos apartado no son del todo efectivas si no se produce una inversión después. El motivo no es otro que la inflación, ya que cada año el patrimonio tiende a perder poder adquisitivo sin que nos demos cuenta. Esto hace que en un plazo de diez años nuestro capital pueda perder hasta un 10% de su valor, o incluso más en función de la moneda.

La única manera de solventar este problema y de, al mismo tiempo, sacar partido a nuestro dinero es a través de la inversión a largo plazo. En un horizonte temporal superior a 5 años es más que probable que estas inversiones de las que te hablamos te den un buen rendimiento y, por tanto, sean eficientes.

Acciones

Es la inversión más típica y popular. Comprar acciones es una buena manera de invertir el dinero a largo plazo. Pero aquí es muy importante saber por qué activos apostar y seleccionar las compañías adecuadas. Lo mejor en este caso es consultar con un analista financiero para obtener mejores recomendaciones y optar por empresas sólidas. Además de hacer una buena diversificación tanto geográfica como sectorial.

Fondos de inversión

Es una estrategia quizá menos arriesgada que la simple compra de acciones porque nuestro capital estará gestionado por un equipo de expertos que decidirán en qué invertir en función de la evolución del mercado. Dentro de los fondos existen categorías para todos los perfiles de riesgo. Aquí solo será necesario saber cuánta rentabilidad queremos obtener y qué riesgo estamos dispuestos a asumir.

Planes de pensiones

Es una inversión similar a la de los fondos de inversión en el sentido de que nuestro dinero estará gestionado por un equipo de expertos que decidirán en qué productos estar posicionados. Aunque, es cierto que los planes de pensiones son, a priori, menos arriesgados que los fondos de inversión. No obstante, ofrecen un retorno menor. También hay que considerar las diferencias fiscales entre ambos para poder elegir cuál se adapta mejor a nuestras preferencias.

ETFs o fondos indexados

Una opción que está ganando mucho peso en los últimos años es la de la gestión pasiva, ya que es más barata en cuanto a comisiones. Este estilo de inversión lo que hace es replicar el rendimiento de los índices bursátiles. De esta manera puedes optar por comprar un ETF que replique el S&P 500, que reúne a las 500 principales empresas de los Estados Unidos.

Inmobiliario

Es la inversión más típica en España y suele ser una opción interesante a largo plazo en función de en qué momento se compre la propiedad y en qué momento se decida vender, así como el lugar donde se encuentre el activo que queremos comprar. En este tipo de inversión también se puede optar por poner las viviendas o locales en alquiler y sacar un rendimiento mensual por ello o por mantenerlo en nuestro poder hasta que suba el precio y consideremos que es una buena oportunidad de venta.

Continúa leyendo