¿Cómo ha impactado la covid-19 en el Ibex 35?

Del máximo anual de 10 083 puntos marcado por el Ibex el 19 de febrero de 2020, se pasó a un mínimo de 6 107 puntos el 16 de marzo.

Ibex 35 y covid-19
Pablo Blázquez Domínguez / Getty

Desde que a finales de febrero de 2020 se confirmaran algunos casos relacionados con el coronavirus, el índice bursátil español fue castigado fuertemente, en línea con el resto de las bolsas mundiales. Ya no solo era un problema sanitario en Asia, sino que Europa recibía dramáticas noticias con los primeros fallecidos en Italia por la covid-19.

El 19 de febrero el indicativo español marcó los 10 083 puntos, fecha a partir de la cual se produjo una caída prolongada durante todo el mes siguiente, hasta los 6 107 puntos del 16 de marzo. Fijó así su mínimo en el año y representó un descenso del 39,43 % en relación con el máximo anual de 10 083 puntos registrado el mes anterior.

Hay que recordar que solo un par de días antes, el 14 de marzo de 2020, el Gobierno español había decretado el estado de alarma, que vino de la mano de restricciones y del confinamiento en todo el territorio nacional. En alrededor de un año, con datos del 8 de marzo de 2021, el Ibex 35 registró uno de los valores más altos del ejercicio, situándose en los 8 446 puntos.

La recuperación progresiva de los valores del Ibex, que en tan solo medio año volvieron a reconquistar la mitad de su valor, obedeció principalmente a las inyecciones económicas realizadas por los bancos centrales para calmar los mercados. Esta medida derivó en un incremento inmediato de las acciones en unos tiempos en los que la producción, la logística y la venta presencial estaban prácticamente paradas.

La pandemia mundial acabó con la tranquilidad en el sector bursátil que se vivió en 2019, un año en el que los principales índices de todo el mundo crecieron en mayor o menor medida. En el caso del Ibex 35, el que menos rentabilidad alcanzó de los indicativos más importantes, su crecimiento fue del 11,82 %.

Sectores más afectados.

No todos los valores han sido afectados por igual desde que se iniciara el brote del coronavirus en Wuhan (China). En esta crisis sanitaria y económica, los valores que más han sufrido en bolsa han sido los relativos al turismo y los títulos bancarios. La hostelería, las aerolíneas o las empresas de reserva de billetes fueron las más azotadas por la covid-19.

Una pandemia global de estas características genera una preocupación constante sobre posibles rebrotes o sobre cuándo se producirá la recuperación económica. Son muchos los sectores que están sufriendo una caída sustancial de sus ventas y muchas las personas en procesos de reducción de jornada o de empleo. La crisis bursátil originada tras la aparición del coronavirus no es espejo real de la crisis laboral existente.

En este sentido, la evolución del mercado bursátil seguirá siendo incierta en el futuro, puesto que estará vinculada a la recuperación sanitaria, económica y social. Las especulaciones en bolsa, en tiempos de tipos de interés bajo e inyecciones de liquidez, provocarán que los títulos sigan aumentando su cotización, si bien los efectos en la economía y en el ámbito laboral apenas se notarán a corto plazo.

También te puede interesar:
Juan Pedro Fernández

Juan Pedro Fernández

Periodista. Entusiasta. Todocampista. Ni escondo la pasión ni la perfumo. Que no nos quiten la ilusión.

Continúa leyendo