Cuidado, porque tu operador bursátil puede ser hasta 20 veces más caro

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha advertido de la importancia de comparar las tarifas de intermediarios bursátiles antes de invertir, ya que el coste puede ser hasta 20 veces mayor para las mismas operaciones.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), ha advertido de la importancia de comparar las tarifas de intermediarios bursátiles antes de invertir, ya que el coste puede tener enormes diferencias para las mismas operaciones.

En un estudio realizado por la asociación de consumidores, se han calculado los costes de un usuario español al llevar cinco operaciones de compra, incluyendo dos en la bolsa norteamericana, dos en la alemana y otra adicional en la bolsa británica; en la que en cada una se invierte 5.000 euros y se obtienen un 10% de ganancias, sin incluir el abono de dividendos, y la venta de los títulos al cabo de seis meses.

Los bancos, quienes más cobran

El intermediario más barato sería Degiro, con unos 45 euros de costes, lo que es casi 20 veces más barato que BBVA, que se posiciona como el bróker más caro, con 878 euros por las mismas operaciones, 19,5 veces más.

El análisis de OCU destaca entre los brókers más competitivos a GPM broker (63 euros), Activo Trade (102 euros) y Click Trade (149 euros) para llevar a cabo esas operaciones.

En el lado contrario, las grandes entidades bancarias figuran entre las tarifas más caras: BBVA (878 euros), Banco Sabadell (731), Unicaja (574 euros), La Caixa (493 euros), Bankia (471 euros) y Banco Santander (381 euros).

En cualquier caso y a la hora de invertir en Bolsa, es importante asegurarnos de que el intermediario con el que vayamos a realizar cualquier operación esté correctamente registrado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), algo que podemos consultar en la sección de "registros oficiales" de la web del organismo regulador. 

Elegir al intermediario según nuestra idea de inversión

"Hay que tener especial cuidado a la hora de elegir, tanto el tipo de inversión -a corto o a largo plazo- como el bróker, ya que una decisión impropia puede hacerle perder todo o buena parte de lo invertido", ha recordado la asociación en la nota de prensa en la que ha hecho públicos los resultados de su estudio.

En esa línea, OCU ha recomendado estudiar qué bróker se ajusta a las necesidades de cada usuario, ya que no es lo mismo plantearse hacer unas pocas operaciones a corto plazo, que construir una cartera de acciones a largo plazo. Recordemos que hay dos maneras de obtener beneficio por la compraventa de acciones. A largo plazo, recogiendo los dividendos (el reparto de beneficios) de las empresas cuyas acciones tenemos en cartera. A corto plazo, vendiendo caras acciones que en su momento compramos más baratas. Esto es: especulando. 

Por ello, si el usuario necesita deshacerse de apuestas especulativas en pocas semanas, OCU aconseja que opte por un bróker con gastos de compraventa bajos, siendo los brókers 'online' los más adecuados para este tipo de operaciones.

En cambio, para una cartera con vistas a futuro los gastos de custodia y por cobro de dividendos son a la larga más importantes, por lo que se debería estudiar con más detalle. Pero siempre teniendo en cuenta que invertir en Bolsa es arriesgado y que siempre hemos de ser conscientes de que el dinero que invertimos es dinero que podemos perder, por lo que no es aconsejable destinar a ello dinero que podamos necesitar. 

Continúa leyendo