“En la ‘nueva normalidad’ las compañías de telecomunicaciones serán esenciales”

José Miguel García, consejero delegado del Grupo Euskaltel, nos cuenta como la empresa de telecomunicaciones no ha variado su hoja de ruta por el coronavirus y ha podido seguir con sus planes de iniciar su proyecto estrella del año: Virgin Telco.

José Miguel García
José Miguel García / VIRGIN TELCO

Parece que por el grupo Euskaltel no pasa la pandemia. O eso se desprende de las palabras de José Miguel García, consejero delegado de la empresa y máximo responsable de Virgin Telco, el proyecto estrella de la compañía vasca para este 2020.

“Ahora la clave está en saber adaptarse rápidamente a las nuevas demandas y necesidades, y estar del lado del cliente”, asegura García. En parte eso es lo que buscaba al embarcarse en la aventura de un nuevo operador de telefonía de la mano de Virgin, la empresa del multimillonario británico Richard Branson. Un proyecto que no ha frenado ni el coronavirus. Es más, el directivo no duda en afirmas: "el Covid-19 no ha hecho más que acelerar nuestros planes de negocio".

¿Qué es para usted la nueva normalidad?

En la situación actual estamos gestionando día a día las necesidades que nos van surgiendo y todos los retos que ha supuesto la pandemia. El confinamiento nos ha forzado a actualizarnos en torno a la digitalización y el teletrabajo o el uso de aplicaciones y herramientas son claras señales de esa ‘nueva normalidad’ que vivimos, en la que las compañías de telecomunicaciones se alzan como esenciales.

¿Están preparados por si se produce un nuevo rebrote o una nueva pandemia? ¿Qué escenarios manejan? 

Nuestra forma de gestionar y nuestro sistema ha resultado tener éxito durante la pandemia. Ya teníamos una sólida organización, muy ágil y dinámica, así que hemos salidos fortalecidos de la experiencia y la compañía está preparada para cualquier rebrote.  

¿Cómo ha cambiado su sector de diciembre de 2019 a mediados de 2020?

Más que el sector, lo que han cambiado son las necesidades del cliente, ya que durante este periodo, se han incrementado, con un aumento del tráfico, de la demanda y de las capacidades. Los diferentes actores del sector nos estamos adaptando de forma acelerada a esas nuevas necesidades.  

¿Cree que su plantilla está preparada y lista para los cambios que se han producido o la adaptación va a tardar un tiempo y habrá que tener paciencia?

El equipo del Grupo Euskaltel, gracias a los procesos ya establecidos y al duro trabajo del ultimo año, ha sido capaz de estar lo suficientemente organizado para hacer frente a la pandemia. Hemos aprendido mucho y hemos salido fortalecidos de cara a futuros retos.  Esa confianza en la gestión nos ha permitido cumplir nuestro gran hito de este año: lanzar Virgin telco. El esfuerzo y el trabajo en equipo nos han permitido cumplir la hoja de ruta, pero todavía queda un largo camino por recorrer. 

“Hemos salidos fortalecidos de la experiencia vivida en la pandemia y la compañía está preparada para cualquier rebrote”

¿Ha cambiado su manera de dirigir la empresa? ¿Afronta el día a día de manera distinta?

El modelo de gestión con el que funcionamos es muy flexible y está muy orientado a resultados y a señalar las responsabilidades concretas de cada persona. Ese esquema lo estábamos estableciendo y con la pandemia simplemente hemos tenido que trabajar de manera más activa con él. Realmente el cambio que hemos implementado ha sido intensificar lo que ya veníamos haciendo y, si cabe, tener más implicación, más compromiso y más intensidad. 

¿Cuál ha sido la decisión más dura que ha tenido que tomar estos meses y cómo se llega a ella?

No la decisión más dura, pero el reto más grande al que nos hemos enfrentado ha sido mantener una estrategia segura para salvaguardar la integridad de nuestro equipo y a la vez seguir manteniendo las necesidades esenciales de nuestros clientes. La forma de trabajar que hemos venido ejecutando nos ha permitido desarrollar el lanzamiento de Virgin telco, un hito muy importante para nosotros que se ha conseguido gracias al enorme trabajo en equipo.  

¿Qué les han transmitido sus clientes en estos meses? ¿Qué cambios han notado en su relación con ellos? 

Estos meses hemos sido capaces de ver los cambios en las necesidades del cliente y hemos desarrollado muy rápidamente los servicios que considerábamos esenciales para ellos. Es en parte lo que nos ha animado a lanzar Virgin telco, que cuenta con una flexibilidad y una sencillez, que eran necesarias. Poner al cliente en el centro de la estrategia y ofrecerle realmente lo que pide, es un giro importante en la relación de la compañía con los consumidores.   

Entre otras cosas, hemos redimensionado la red para garantizar la continuidad del servicio ante el incremento de la demanda, hemos abierto canales infantiles y de cine para nuestros clientes, hemos creado plataformas especiales de atención al cliente y un portal específico #YoMeQuedoEnCasa con recomendaciones, actualidad y consejos de uso, etc. Pero también hemos implementado prestaciones para todos, ya sean clientes de la compañía o no, como el servicio de televisión online para todas las personas hospitalizadas, o las líneas de teléfono gratuitas en residencias de personas mayores de diversas zonas, o los datos gratuitos para navegar por Internet a determinados centros educativos con el objetivo de reducir la brecha digital entre el alumnado y asegurar el seguimiento de la enseñanza online

“El cambio que hemos implementado ha sido intensificar lo que ya veníamos haciendo”

¿Qué cree que sería importante tener en cuenta a nivel político, empresarial y social para superar este complicado momento?

Desde luego a nivel empresarial -aunque se podría extrapolar a todos los niveles-, se ha vuelto esencial el hecho de estar preparados para aumentar capacidades (de cualquier tipo) y ampliar servicios, adaptándose a los nuevos tiempos y siendo flexibles. 


Las compañías de telecomunicaciones deben estar estructuradas y organizadas para ofrecer a los clientes la solidez necesaria y una solución real a sus necesidades. En el futuro, las redes de última generación como el 5G o tecnologías innovadoras como la Inteligencia Artificial, son ejemplos de este tipo de ‘capacidades’ con las que habrá que dotarse. 

¿Cree que algún sector va a salir reforzado de esta crisis? ¿A quién ha perjudicado más?

Yo creo que todos los sectores se han visto impactados de una u otra forma, aunque sin duda el sector de las telecomunicaciones dará un salto exponencial a partir de ahora y aunque todas las compañías nos estábamos preparando para un futuro más digital, el Covid-19 no ha hecho más que acelerar nuestros planes de negocio. Ahora la clave está en saber adaptarse rápidamente a las nuevas demandas y necesidades, y estar del lado del cliente.

¿Ha aprendido algo de esta crisis o saca alguna lectura positiva de lo vivido en estos primeros meses de 2020?

Dentro de la tragedia que hemos vivido, destacaría la actitud de las personas. He visto en primera persona como el Grupo Euskaltel está más unido que nunca y encara con pasión este nuevo proyecto de Virgin telco. Pero si algo hemos aprendido de esta crisis es la gran importancia de saber adaptarse a cualquier nuevo escenario y que juntos trabajamos mejor y somos más fuertes.

También te puede interesar:
Martín Álvarez

Martín Álvarez

Historiador de formación, periodista de profesión. Inquieto por naturaleza y curioso por defecto.

Continúa leyendo