¿En qué te afecta que el euríbor esté en mínimos históricos?

El euríbor ha cerrado septiembre por debajo del - 0,4% y eso tiene unos efectos positivos para tu bolsillo si tienes una hipoteca variable.

Euríbor
iStock

El euríbor, el indicador al que está referenciada la mayoría de las hipotecas en España, cerró septiembre con un nuevo mínimo histórico del -0,415%. El indicador encadena ya cuatro meses de caídas, frente a los tres meses de fuertes ascensos durante el periodo más duro de la crisis del coronavirus, y eso tendrá buenas consecuencias para aquellos a los que les toque renovación de sus hipotecas. 

De manera que los que tengan una hipoteca variable con revisión dentro de unas semanas están de suerte. Según el comparador financiero HelpMyCash.com, para los clientes a los que se les actualice su interés en octubre o noviembre (según su contrato) eso supondrá una rebaja media de unos 60 euros al año o al semestre y, en algunos casos, la posible aplicación de un tipo del 0% o hasta inferior.

¿El motivo? Al cerrar el euríbor el mes de septiembre con un registro inferior al de hace un año (-0,339%) y al de hace un semestre (-0,266%), los que tengan una hipoteca variable pagarán unas cuotas sensiblemente más bajas si se les revisa el interés en las próximas semanas.

Pongamos, por ejemplo, que tenemos una hipoteca media de 150.000 euros a 25 años con un interés de euríbor más 1%. Según los cálculos de HelpMyCash.com, en caso de revisión anual, las cuotas de este préstamo bajarían de los 542,59 euros a los 537,77 euros. En consecuencia, en los siguientes 12 meses pagaríamos un total de casi 60 euros menos que en el año anterior.

La rebaja mensual será mayor si la revisión del tipo de interés fuera semestral. En ese caso, para el mismo ejemplo, el importe de las mensualidades se abarataría en casi 10 euros: de los 547,43 euros a los 537,77 euros. Así, para el próximo semestre también pagaríamos unos 60 euros menos que en el anterior.

¿Qué pasará con las hipotecas con interés negativo?

Como ya pasó hace un mes también es probable que volvamos a ver hipotecas con intereses del 0% o hasta negativos, pues aunque el diferencial medio que ofrecen los bancos ahora sea de en torno al 1%, el que daban antes de 2010 podía ser inferior al 0,35%. En estos casos, la gran duda es qué hará la entidad si, tras revisar el interés de un préstamo hipotecario y aplicar el nuevo valor del euríbor, el tipo resultante se sitúa por debajo del 0%.

Los expertos de HelpMyCash.com creen que la mayoría de las entidades optará por aplicar un interés del 0%. Ahora bien, si en el contrato no se establece un tipo mínimo de ese valor, en principio el hipotecado podría exigir que se le aplique el interés negativo, en cuyo caso se le descontarían los intereses devengados de la cuota a pagar. La rebaja, eso sí, sería de poco dinero.

Desde el comparador recuerdan que los préstamos hipotecarios firmados a partir del 16 de junio de 2019 no pueden tener un interés negativo. Así lo establece la Ley 5/2019 reguladora de los contratos de crédito inmobiliario, en vigor desde esa fecha.

Euríbor negativo hasta 2022 como mínimo

Otra duda que genera la baja cotización del euríbor es cuánto tiempo se mantendrá este índice por debajo del 0%. La respuesta que da el Departamento de Análisis de Bankinter es que su valor será negativo hasta, como mínimo, el año 2022. Según sus previsiones, cerrará 2020 en un -0,20%, el 2021 en un -0,22% y el 2022 en un -0,18%.

Contratar una hipoteca a tipo variable, por lo tanto, puede ser una opción atractiva, especialmente si el período de devolución es corto. Ahora bien, desde HelpMyCash.com recomiendan, en estos casos, calcular a cuánto podría ascender la cuota mensual en caso de que el euríbor sufriera una subida brusca a medio o a largo plazo.

Continúa leyendo